Juan Arsuaga, presidente y consejero delegado de LLOYD’S IBERIA

Los riesgos creados por el hombre (ciberataques, terrorismo, pandemias o la fluctuación del precio del petróleo) suponen una mayor amenaza para la productividad económica que las catástrofes naturales tradicionales. El desplome de los mercados bursátiles, por ejemplo, es la amenaza más significativa para el PIB de las grandes ciudades.
BDS.- ¿Qué es el Índice de Riesgo de las Ciudades de LLOYD’S? Juan_Arsuaga_lloydsJuan Arsuaga.- Es un nuevo y pionero estudio que cuantifica, por primera vez, el potencial impacto económico de 18 amenazas sobre 301 ciudades líderes a nivel mundial. A medida que el mundo se vuelve más interconectado y las empresas hacen negocios a nivel global, también aumenta nuestra exposición frente a crisis sistémicas con consecuencias de gran alcance; un ejemplo de ello podrían ser las inundaciones en Tailandia, que originan una seria interrupción de los negocios en Japón. LLOYD’S ha trabajado en colaboración con la Universidad de Cambridge para analizar el efecto que pueden tener sobre el PIB de las ciudades tanto las amenazas creadas por el hombre, como los ciberataques, la crisis del precio del petróleo, el terrorismo y las pandemias; como también las catástrofes naturales tradicionales, como los terremotos, los huracanes y las inundaciones. El estudio presenta, por primera vez, el verdadero coste económico de estas amenazas y la significativa exposición global a estos riesgos: un total de 4,6 billones de dólares del PIB estimado podrían encontrarse en riesgo. Los resultados también destacan que los riesgos creados por el hombre, tales como los ciberataques, el terrorismo, las pandemias y la fluctuación del precio del petróleo suponen una mayor amenaza para la productividad económica, que las catástrofes naturales tradicionales. Por ejemplo, el desplome de los mercados bursátiles es la amenaza más significativa para el PIB de estas ciudades.   BDS.- ¿Cómo surgió la idea de lanzar este proyecto? Juan Arsuaga.- Este índice es parte de nuestro compromiso por promover el liderazgo intelectual y la innovación en el mercado de LLOYD’S, en particular, y en la industria del seguro, en general. Con el aumento de la urbanización, las ciudades se han convertido en los principales motores de crecimiento, con una creciente concentración de la mano de obra, capital económico e infraestructuras. Asimismo también está aumentando la concentración en estas ciudades de la producción económica del país. Por ejemplo, la participación de Londres en la producción de Reino Unido ha aumentado desde un15% en 1960 hasta un 45% en la actualidad. Debido a que las ciudades se están convirtiendo en centros de creación de riqueza y actividad comercial a nivel global, cualquier impacto en sus economías tendría una repercusión directa sobre el crecimiento económico del país.   BDS.- ¿Cómo se realiza el estudio?  ¿Qué riesgos y ciudades analiza? Juan Arsuaga.- La Universidad de Cambridge, nuestro socio en la investigación, tuvo en cuenta una serie de factores durante el estudio. Entre estos factores se incluyen la producción estimada de las ciudades para dentro de 10 años, la probabilidad de que ocurra una amenaza, la potencial magnitud de cada amenaza y la resiliencia de cada ciudad. Los 18 riesgos analizados incluyen desde amenazas causadas por el hombre, como la caída de los mercados bursátiles y los ciberataques; hasta amenazas naturales, como inundaciones y terremotos. Las 301 ciudades representan a las ciudades líderes a nivel mundial y fueron seleccionadas por su importancia en el PIB mundial. Se espera que las 301 ciudades del Índice juntas produzcan alrededor de la mitad del PIB mundial en 2015 y alrededor de dos terceras partes para 2025.
Ahora que somos capaces de poner un precio a la exposición de estas ciudades a estos eventos, la comunidad empresarial, las aseguradoras y el gobierno deben trabajar juntos para desarrollar mecanismos de defensa para proteger la tan necesaria seguridad económica mundial y su crecimiento.
Ayudar a mejorar la resiliencia BDS.- ¿Qué utilidad tiene para el sector en general y para las aseguradoras en particular? Juan Arsuaga.- Ahora que somos capaces de poner un precio a la exposición de estas ciudades a estos eventos, la comunidad empresarial, las aseguradoras y el gobierno deben trabajar juntos para desarrollar mecanismos de defensa para proteger la tan necesaria seguridad económica mundial y su crecimiento. Las empresas pueden utilizar este índice para identificar la exposición potencial a amenazas en las localizaciones en las que trabajan, y a las que pretenden expandirse o trasladarse. Los funcionarios de los gobiernos pueden utilizarlo para identificar los riesgos a los que se expone su ciudad e iniciar medidas adicionales para mejorar la capacidad de recuperación en caso de que sea necesario. Las aseguradoras pueden usar este índice para identificar aquellos lugares del mundo en los que el seguro puede desempeñar un papel clave en la mitigación de los riesgos para la producción económica y desarrollar los mercados y los productos en consecuencia. Queremos utilizar esta investigación para estimular un debate entre las empresas, los gobiernos y las comunidades para ayudar a mejorar la resiliencia de las infraestructuras y las instituciones. Aproximadamente cerca de la mitad del PIB total en riesgo podría protegerse mediante la mejora de las infraestructuras de las ciudades y la gestión de las crisis, jugando el seguro un papel clave en este proceso. Los aseguradores deben continuar innovando, asegurándose de que sus productos son relevantes en este escenario cambiante de riesgos, ofrecer a sus clientes la protección que necesitan y, como resultado, contribuir a una comunidad internacional más resiliente.   BDS.- Hace unos meses se presentaron las primeras conclusiones este índice. ¿Qué destacaría de las mismas? Juan Arsuaga.- Globalmente, el índice identifica tres importantes tendencias emergentes en el escenario global del riesgo. - La primera es que las economías emergentes asumirán dos tercios de los riesgos relacionados con pérdidas financieras como resultado de la aceleración de su crecimiento económico, estando a menudo sus ciudades muy expuestas a catástrofes naturales individuales. - La segunda consiste en que los riesgos provocados por el hombre, como la caída de mercados bursátiles, los cortes de suministro eléctrico y los accidentes nucleares son cada vez más significativos y están asociados con casi la mitad del PIB total en riesgo. Una caída del mercado bursátil es la mayor vulnerabilidad económica, representando cerca de un cuarto de las pérdidas potenciales de todas las ciudades. - La tercera tendencia es que los riesgos nuevos o emergentes, como los ciberataques, son cada vez más significativos. En conjunto, representan más de una tercera parte del PIB total en riesgo, con sólo cuatro de ellos (ciberataques, pandemias humanas, epidemias de plantas y tormentas solares) representando más de una quinta parte del PIB total en riesgo.

La mayor exposición económica en España, el desplome de los mercados bursátiles

BDS.- En referencia a España, ¿cuáles son los datos más significativos de este Índice? Juan Arsuaga.- El informe indica que los riesgos provocados por el hombre, tales como, la caída de los mercados bursátiles, la crisis del precio del petróleo y los ciberataques están cobrando cada vez más importancia en las economías en todo el mundo y también en España. El índice señala que se prevé que las ciudades de Madrid, Barcelona, Valencia y Córdoba generarán 471.620 millones de dólares del PIB anual en la próxima década. Sin embargo, cuatro de los centros principales del crecimiento económico de España podrían tener 37.770 millones de dólares del PIB en riesgo (el 8% de este crecimiento económico) durante la próxima década. Los riesgos causados por el hombre, como el desplome de los mercados bursátiles, la crisis del precio del petróleo y los ciberataques representarían casi el 60% de esta pérdida. Combinando las cuatro ciudades, la mayor exposición económica sería al desplome de los mercados bursátiles, lo que pondría en riesgo 7.340 millones de dólares del PIB, seguido de una crisis del precio del petróleo, por un importe de 6.870 millones de dólares, inundaciones por 6.440 millones de dólares, ciberataques por 6.090 millones de dólares y pandemias por 3.930 millones de dólares. En total, los riesgos causados por el hombre representarían 22.610 millones de dólares, mientras que  las amenazas naturales, como las pandemias y las inundaciones, costarían a estas economías españolas 15.160 millones de dólares. Madrid y Barcelona representarían el mayor crecimiento, generando un PIB medio anual de 274.060 y 142.360 millones de dólares, respectivamente. En ambas ciudades, la mayor exposición se produciría por un desplome del mercado bursátil, reflejando una tendencia global que ve cómo los riesgos causados por el hombre cobran cada vez mayor importancia. Los riesgos emergentes como los ciberataques y las pandemias también aumentan y representan casi un tercio de la exposición en ambas ciudades.
Aumentar el acceso global al seguro cityRiskBDS.- ¿Cuál es la posición de las aseguradoras y el mercado en general hacia los mismos? ¿Qué destacaría en positivo y qué lagunas detectan? Juan Arsuaga.- Este informe respalda la necesidad de contar con infraestructuras e instituciones más resilientes y aumentar el acceso global al seguro. Los pagos de los siniestros asegurados son una fuente fundamental de inyección de capital tras una catástrofe y el seguro juega un papel muy importante en la recuperación y reducción de los impactos de las catástrofes. Estos resultados muestran también la necesidad de desarrollar productos innovadores en la industria aseguradora para proteger frente a estos riesgos ocasionados por el hombre. Existen numerosos productos que podrían respaldar a las ciudades y a las empresas frente a estas amenazas como: la interrupción del negocio debido a ciberataques; seguros de cosechas y agricultura en caso de sequía; seguro de property comercial y residencial en el caso de inundaciones y terremotos; o el seguro de crédito comercial en caso de crisis del precio del petróleo. La inversión en medidas de gestión del riesgo, incluyendo el aumento en la contratación de seguros, podría mitigar las pérdidas económicas asociadas a todas las amenazas, tanto las causadas por el hombre como las naturales.   BDS.- Por su parte, sociedades y gobiernos, ¿son conscientes de estos riesgos? ¿Están preparados?  ¿Cómo puede ayudar el sector asegurador? Juan Arsuaga.- El primer paso para reforzar la resiliencia es ser completamente consciente de los riesgos a los que nos enfrentamos y este índice es una valiosa contribución para identificar las grandes amenazas que pueden afectar a  las ciudades y a las empresas con sede en estas ciudades. Este estudio puede ayudar a gobiernos y empresas a identificar los riesgos principales a los que se enfrentan e informarles para la planificación de las contingencias. Comprender los riesgos e implementar los procedimientos pertinentes de gestión del riesgo permite a los gobiernos y a las empresas garantizar el estar tan preparados como sea posible frente a eventos catastróficos.
Estos resultados muestran también la necesidad de desarrollar productos innovadores en la industria aseguradora para proteger frente a estos riesgos ocasionados por el hombre

El papel del seguro para la mitigar riesgo

BDS.- En el caso del LLOYD’S, ¿cómo afrontar este entorno de nuevos y las nuevas amenazas que se dibujan? Juan Arsuaga.- Llevamos desarrollando productos de seguros innovadores para respaldar a las empresas durante más de 325 años y, a menudo, es el primero en asegurar riesgos nuevos, poco comunes o complejos. LLOYD’S aseguró los primeros coches y los primeros aviones y nuestro deseo de innovación, nuestra experiencia global y la amplitud de los conocimientos que se encuentra dentro del mercado de Londres indica que podemos seguir ofreciendo productos que se adapten a las necesidades de nuestros clientes. El seguro tiene un papel vital que desempeñar en la mitigación del riesgo, tanto presente como futuro. Como el asegurador y reasegurador especializado líder a nivel mundial, seguimos desempeñando un papel clave en el aumento de la comprensión y la conformación de la respuesta mundial al escenario cambiante del riesgo.