El Ejecutivo de Ecuador ha anunciado la creación, a través del Decreto 703, suscrito el pasado 25 de junio por el presidente de la república Rafael Correa, de una Agencia de Aseguramiento de la Calidad de la Salud. La norma da un plazo de seis meses para que la agencia se implemente y comience a funcionar. Sin embargo, mientras eso ocurre, el Ministerio de Salud será el encargado de cumplir con los procesos de control de los servicios de salud en el país.
Así, se establece que el organismo estará adscrito al Ministerio de Salud y que se encargará de vigilar y controlar la calidad de la salud no solo en las instituciones públicas y privadas del sector, sino también en las que se consideran comunitarias, de medicina prepagada y del personal de salud.

En el artículo 3 se detallan las 14 atribuciones que tendrá la agencia, entre las que están: otorgar, suspender, cancelar o restituir los permisos de funcionamiento de las casas de salud o controlar la publicidad y la promoción de servicios de salud para que exista coherencia entre lo que se oferta y se cumple al usuario. Además, podrá “emitir los techos de precios de los servicios de salud”.

La agencia tendrá un directorio que estará conformado por la ministra de Salud, Carina Vance, que tendrá voto dirimente; René Ramírez, titular de la Secretaría de Educación Superior, Ciencia, Tecnología e Innovación; y el delegado del presidente de la República, que ya fue nombrado, Cristian Castillo Peñaherrera, secretario de la Administración Pública del Gobierno.