En el marco de la X Conferencia Internacional de Microseguros, celebrada la semana pasada en Ciudad de México, el presidente de la Comisión Nacional de Seguros y Fianzas (CNSF), Manuel Aguilera Verduzco, partiendo de que el actual esquema del mercado de seguros es ineficiente y que no ayuda a las personas más vulnerables, destacó que para mejorar la estructura de los microseguros es necesario crear políticas públicas en donde el gobierno e las iniciativas privadas intervengan, según publica ‘El Economista’.
En sus propias palabras, “por cada peso o por cada dólar que le cobramos a un individuo de esa población vulnerable solamente le devolvemos 0,26 centavos del daño, y los 0,74 centavos restantes se consumen en procesos de administración. En mi opinión, esa política social es ineficiente e inaceptable”.

La solución está en la innovación y en los canales de distribución

Recalcó igualmente que sí se pretende que el seguro cumpla la función de atender a los más desfavorecidos, “tenemos que atacar de manera muy precisa la clara debilidad que tiene el instrumento. (…) Y la solución también tiene que ver con los temas de innovación y canales de distribución, pues a través de ellos se pueden generar economías de escala muy importantes”, subrayó Manuel Verduzco.

Sobre este tema, también se pronunció Oscar Vela Treviño, titular de la Unidad de Seguros, Pensiones y Seguridad Social de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), comentando que para integrar una buena política pública para que el microseguro tenga una mayor demanda y acceso, se deben montar programas de microseguros en que ya existen en el gobierno federal para atención a las personas más vulnerables. “Por ejemplo, en el programa Oportunidades existe un padrón de 6 millones de familias que tienen que satisfacer requerimientos específicos para calificar dentro del programa y los cuales ya tienen mecanismos de distribución de recursos del gobierno”. También aprovechó para destacar las demás opciones de las cuales se podría hacer uso para mejorar el microseguro: “Cada año, el Fonden percibe un presupuesto para atender los daños en infraestructura en desastres naturales. Entonces, la idea es ofrecerle a un afectado un microseguro para reconstruir su vivienda”.

Cerca de 10 millones de certificados de microseguros en México

Durante su intervención, Recaredo Arias, director general de la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS), recordó que en México existen alrededor de 10 millones de certificados de microseguros, de los cuales más de 50% es de vida. “México es el segundo país que más primas emite en esta parte en Latinoamérica. No obstante, es un hecho que en el país existe una parte muy importante de la población que es vulnerable y no cuenta con una protección”.

Además, alertó para la importancia de que el sector asegurador trabaje en conjunto y no de forma individual para establecer una estrategia que aborde los riesgos catastróficos sin poner en prioridad la competencia. “Otra opción es que el gobierno genere licitaciones con bases sólida para abordar esos canales y poder ofrecer al público coberturas muy simples, que sacan a la población del quebranto de un desastre natural”.