Los fondos de pensiones de los 19 mayores mercados del mundo alcanzaron el pasado los 35,4 billones de dólares (32,3 billones de euros) en activos, manteniéndose estable con respecto a 2014. Según un estudio de WILLIS TOWERS WATSON, estos os activos suponen en la actualidad cerca del 80% del PIB de sus países subyacentes y representan alrededor del 35% de los activos institucionales disponibles para los inversores en los mercados mundiales de capital.
La firma recuerda que los activos de fondos de pensiones globales han crecido a una media anual del 5% (en dólares) desde 2005. Los mayores mercados de fondos de pensiones son Estados Unidos, Reino Unido y Japón con el 62%, el 9% y el 8%, respectivamente, del total de los activos gestionados en pensiones. Todos los mercados analizados en el estudio tienen un crecimiento medio anual positivo (en moneda local), a excepción de Japón. Chile es el país que ha mostrado un mayor crecimiento (18%) medio anual en la última década (en moneda local), seguido de México (15%), Sudáfrica (11%), Australia (9%), Hong Kong (9%), Brasil (8%), Canadá (8%), Países Bajos (7%) y el Reino Unido (7%). En el otro extremo están Japón (-0.2%), Francia (2%) y Suiza (3%). Las cifras en 10 años (moneda local) muestran que Holanda es el país que más incrementó (un 75%) el volumen de activos en fondos de pensiones en proporción con su PIB hasta alcanzar el 184% de éste. Le siguen Chile (hasta el 57%, alcanzando el 118% de su PIB), Reino Unido (hasta el 32%, alcanzando el 112% de su PIB) y Australia (hasta el 36%, alcanzando el 120% de su PIB). Los activos de aportación definida se acercan a los de prestación definida Con más detalle, el análisis muestra que el volumen de activos de los planes de pensiones de aportación definida creció con gran rapidez entre 2005 y 2015, con un crecimiento anual del 7% frente al ratio de más del 3% de los activos de planes de prestación definida. Como resultado, el volumen de activos de los fondos de pensiones de aportación definida representa actualmente un 48% de los activos de pensiones globales.