Al cierre del pasado año, había registradas ante la Dirección General de Seguros y Pensiones un total de 243 compañías de seguros operativas, en comparación a las 287 entidades operativas que había a finales de 2010. Estas cifras suponen un recorte del 15,3%, es decir, 44 entidades han desaparecido en el último quinquenio. Según publica hoy Expansión, buena parte de esta reducción en el número de entidades responde ala reordenación del sector de las antiguas cajas de ahorros, cuyas filiales aseguradoras en la mayoría de los casos han desaparecido para integrarse en otros grupos. Pese al elevado número de compañías que integran el mercado asegurador español, es de reseñar la concentración de negocio que se da entre las grandes compañías. Así, las diez primeras entidades concentran el 56% del mercado y las 100 mayores la práctica totalidad del mercado (el 98,3% del total de primas).