Con el nuevo modelo electrónico, se simplificará el procedimiento que permite al afiliado cambiar de administradora, aunque se mantendrán las alternativas actuales de traspaso en papel y en agencia, ya que no se requerirá registro previo como hasta ahora o tener antes una clave de seguridad, requisito este último que solo cumple el 12,9% de los trabajadores.

Para ello, las AFP deberán disponer de dispositivos de identificación biométrica,  mecanismos de autentificación remota y/o desarrollar aplicaciones para dispositivos electrónicos que deberán contar con la autorización de la Superintendencia de Pensiones. Además, los afiliados podrán realizar las operaciones de traspaso de todos o parte de sus saldos con o sin asistencia de un agente de ventas.

Más transparencia y competencia

El objetivo de la nueva normativa es “facilitar y apoyar a los afiliados en la selección de una AFP, incentivando de esta forma la competencia entre administradoras y que los trabajadores opten por aquellas que entreguen un mejor servicio, cobren menores comisiones u obtengan mayor rentabilidad con sus ahorros previsionales”, explican el Ministerio del Trabajo y la SP en un comunicado conjunto.

Esto implica que el afiliado deberá poder acceder a través de internet y antes de ejercer la opción de traspaso, a una plataforma única con información actualizada sobre las comisiones que cobra su AFP para la distintas cuentas personales que se están traspasando, la rentabilidad real de los últimos 36 meses de los fondos de pensiones y una leyenda que indique dónde informarse respecto de la calidad de servicio de las AFP.

La plataforma dará acceso a la herramienta web ‘Infórmate y Decide’, ubicada en el sitio www.spensiones.cl, y que permite comparar distintos aspectos de la calidad de servicio de las administradoras.

Por último, se espera que el nuevo sistema dote de mayor seguridad al proceso, “ya que al asegurar que afiliado y vendedor estén presentes durante el traspaso se garantiza la autenticidad de la transacción, se mitiga el riesgo de suplantación de identidad, se registra la trazabilidad del traspaso y se contribuye a una fiscalización más eficaz y oportuna”, señalan ambas instituciones. Desde ahora será también obligatoria la autentificación de los agentes de ventas que participen en ese tipo de traspasos electrónicos, “lo que además permitirá validar su calidad como personal vigente de la administradora”.