AXA cerró el primer trimestre del año con un volumen de ingresos de 31.500 millones de euros, cifra que representa un crecimiento del 2% en bases comparables (en cifras reales, el aumento es del 10%, debido al efecto de cambio de divisas). La evolución del negocio del grupo galo se sustenta tanto en Vida y Ahorro, que cree un 2% (10% en tasas reales), hasta 17.500 millones, como en No Vida, cuya facturación trimestral alcanza los 11.400 millones (+2%, o 10% en tasas reales).
Además, Gestión de Activos aporta ingresos de 1.000 millones, un 7% más en bases comparables.

“En este primer trimestre del quinto y último año de nuestro plan estratégico hemos experimentado un crecimiento continuado en la línea superior en todas las actividades de negocio, demostrando una vez más la pertinencia y la sostenibilidad de nuestra estrategia. Nuestro desempeño operativo fuerte se complementó con un impacto positivo por el cambio de divisas que subraya la diversificación geográfica del grupo”, valora Denis Duverne, viceconsejero delegado del grupo.

“En Vida y Ahorro –concreta el directivo en su comunicado- mantuvimos un buen impulso en el crecimiento de nuevo negocio con márgenes altos y crecientes flujos netos. Mientras, las primas en No Vida continúan creciendo, beneficiándose de nuestra actuación en mercados de alto crecimiento y nuestras posiciones de liderazgo en los mercados maduros. En Gestión de Activos, marcamos el décimo trimestre consecutivo de flujos positivos”.