El Ministerio de Agricultura, Ganadería y Abastecimiento (MAPA) estableció el pasado lunes, 25 de noviembre, el porcentaje de la subvención de las primas del seguro rural para los cultivos de invierno, a partir de 2014. Son los siguientes: 70% para el trigo y 60% para el maíz de invierno y otros cultivos de invierno (avena, canola, cebada, centeno, triticale).
En una declaración firmada por el director del Departamento de Gestión de Riesgos Rurales (DEGER), Vicente de Paulo Diniz, se concreta que dichos porcentajes de subvención serán válidos en todo el territorio nacional, independientemente de la región productora. El comunicado también esclarece que, hasta el momento, no existe autorización del Ministerio para la utilización de los recursos del presupuesto de 2013 para la contratación de las operaciones de cosecha de la temporada de invierno de 2014.

La Federación de Agricultura del Estado de Paraná (FAEP) envió una carta al MAPA el 8 de octubre, solicitando medidas para establecer las normas para la concesión de maíz, trigo y otros cultivos de invierno. Según el documento, en Paraná los productores comenzarán a comprar los suministros y a contratar con los agentes financieros la prefinanciación de la segunda cosecha de maíz, pero sin el seguro de cosechas, ya que aún no figuraban unas normas claras que definieran el programa de subvenciones para las Primas del Seguro Rural (PSR) para ese cultivo, el trigo y demás cultivos de invierno.

En la carta enviada por la FAEP también se resaltaba que “esos cultivos presentan un alto riesgo climático, lo que supone que las aseguradoras precisan ese riesgo en las primas cobradas a los productores. Es común que los seguros de cosechas para los cultivos alcancen hasta el 10% y el 15% o más de las primas brutas, es decir, alícuotas inviables para que los productores los afronten sin apoyo del gobierno”. Según el presidente de la FAEP, Ágide Meneguette, la federación “continuará realizando esfuerzos para que el MAPA libere los recursos del Seguro Rural conforme al calendario agrícola para atender a los productores que están contratando o prefinanciando con los agentes financieros”, informa ‘Segs.com’.