Brasil

El número de Micro emprendedores Individuales (MEI) registró un crecimiento en el primer semestre de este año en comparación al mismo periodo de 2016, al pasar de seis a siete millones de registros, según datos de Sebrae. El aumento puede ser explicado, en parte, por la adecuación a una nueva realidad económica y a la búsqueda por la generación de renta, informa CNseg.

  • Los nuevos emprendedores, sin embargo, precisan estar atentos a las inversiones que están planeando o que están haciendo, para poder preservar su patrimonio, principalmente cuando la nueva actividad es realizada en casa del propio inversor. De acuerdo con el presidente de la Comisión de Riesgos Patrimoniales Masificados de la Federación Nacional de Seguros Generales (FenSeg), Danilo Silveira, los seguros empresariales cumplen esa función.

    En muchos casos, las microempresas son creadas con recursos limitados y cualquier daño al equipamiento o las instalaciones puede representar el fin del negocio, dando, muchas veces, incapacidad financiera del inversor para retomar la actividad. Silveira destaca que las aseguradoras disponen de productos para seguros empresariales con diversas opciones de coberturas y servicios de asistencia, que ciertamente podrán atender los microempresarios.

    De acuerdo con Silveira, el Seguro Empresarial tiene como cobertura básica: incendio, rayo y explosión, pero pueden ser contratadas coberturas adicionales, entre las cuales están de naturaleza, como vendaval; robo y hurto cualificado; daños eléctricos; lucro cesante e interrupción de negocios, entre otras.

    La contratación del seguro o cobertura de responsabilidad civil, destaca Silveira, también es muy importante para garantizar daños eventuales causados a terceros. Según él, el Seguro de Responsabilidad Civil puede abarcar: actividades de la empresa, independientemente de cualquier acción que sea tomada para prevención o mitigación, debe ser objeto de transferencia, siendo así la contratación de un seguro la mejor alternativa”, afirma Silveira.