En el marco del mes de la Gestión del Riesgo, ayer se llevó a cabo en Bogotá el V Simulacro Distrital de Evacuación, y el próximo 23 de octubre se realizará el III Simulacro Nacional de Evacuación por un seismo, con estos eventos, se buscan hacer que las ciudades avancen en su preparación frente a un desastre y promover la movilización social para contribuir en la transformación cultural que genere prácticas permanentes individuales y colectivas de la prevención de desastres.
Desde Fasecolda explican que “en caso de terremoto, el sector asegurador juega un papel primordial para minimizar el impacto en la vida y patrimonio de las personas. En estos eventos se materializan muchos de los riesgos a los que están expuestos los seres humanos, como problemas de salud, pérdida de vidas, el desamparo de las familias que pierden su sustento, la destrucción de bienes como viviendas, vehículos, empresas, puentes y carreteras que pueden ser restituidos gracias a la protección que ofrece un seguro”.

SEGURO DE INCENDIO Y TERREMOTO

Por su ubicación, Colombia se encuentra ubicado en una zona en donde se encuentran tres placas tectónicas: Placas Naza, Caribe y Suramérica. Esta interacción ha creado nuestras cordilleras y volcanes que son parte de la formación andina. La interacción de estas placas tectónicas da lugar a sismos y actividad volcánica.

Las ciudades más importantes del país se encuentran en zonas de amenaza sísmica intermedia – alta. Esta primera clasificación se conoce como macro zonas sísmicas. Las condiciones locales de los suelos de las ciudades pueden exacerbar la amenaza sísmica. Por ello, Colombia ha adelantado estudios de microzonificación sísmica en las principales ciudades. En estas microzonificaciones se tienen en cuenta el tipo de suelo, el tamaño de capa de suelo y su comportamiento a sismo.

El seguro cubre los daños y/o pérdidas que sufren los bienes en este tipo de eventos, ya bienes comerciales, residenciales (copropiedades), industriales y estatales, además, el seguro ofrece coberturas adicionales y complementarias como: inundación, daños por agua, daños por granizo, daños por vientos huracanados, erupción volcánica, terrorismo, entre otros.

De acuerdo con información suministrada por el Catastro Distrital, en Bogotá se encuentran ubicadas 43.389 Copropiedades, el 19,2% de las Copropiedades localizadas en Bogotá se encuentran aseguradas, además, a lo largo del Territorio Nacional están aseguradas 17.424 Copropiedades. Las aseguradoras reportan tener más de 1.100.000 riesgos asegurados, según una encuesta Fasecolda.

EL PAPEL DE LA INDUSTRIA

Como integrante activo del Sistema Nacional de Gestión del Riesgo de Desastres (SNGRD), el sector asegurador respalda todas las iniciativas cuyo objetivo sea concientizar acerca de la necesidad de protegerse frente a los riesgos. Hace parte del Comité de Riesgo de Desastres. Diez compañías de seguros participaron de este ejercicio al que se suman más 4.000 trabajadores y 3.000 capacitados de la industria para afrontar este tipo de emergencias.

Asimismo, en el reportaje que elabora Fasecolda, se pone de manifiesto que la Federación lamenta profundamente la tragedia del edificio Space en Medellín. “Este evento obliga a revisar la normativa actual sobre responsabilidad civil y protección al consumidor, de forma tal que se pueda establecer la necesidad de un cambio sustancial o mejora, en beneficio del propietario final del bien”.

También se recuerda que el constructor puede tomar seguros que tengan como propósito servir de respaldo a los consumidores finales que se vean afectados por una mala calidad en la obra o inestabilidad de la misma. Este seguro se conoce como “Seguro de Calidad y Estabilidad de Obra”. En la actualidad este seguro no es de obligatoria adquisición por parte de los constructores.