graficos Informe de Willis Towers Watson Securities

El capital del mercado de valores vinculados a seguros No Vida (Non-life insurance-linked securities - ILS) ha alcanzado un récord de 6.300 millones de dólares en el segundo trimestre de 2017, continuando así con la tendencia marcada en el primer trimestre del año.

  • Los activos bajo administración (assets under management - AUM) de ILS también continúan mostrando un destacado crecimiento. Estas son las principales conclusiones que se revelan en el último informe sobre el mercado ILS que elabora Willis Towers Watson Securities.

    Según este trabajo, después de un volumen de emisión mejor que el promedio de los primeros tres meses del año, en el segundo trimestre se alcanzaron los 6.300 millones (5.359 millones de euros) de capacidad de bonos de catástrofe No Vida emitidos a través de 36 tramos; esta cifra contrasta con los 1.000 millones emitidos a través de 17 tramos en el segundo trimestre de 2016 y sobrepasa claramente el récord trimestral anterior, que se situaba en 4.500 millones de dólares (3.828 millones de euros) emitidos en el segundo trimestre de 2014. Este volumen récord de emisiones fue impulsado por dos de las mayores transacciones de bonos de catástrofe, Kilimanjaro II Re 2017 y Ursa Re 2017. Al cierre del trimestre, los bonos proporcionaron 24.700 millones de dólares (21.013 millones de euros) en circulación (+16,5%).

    Según la consultora, esto se debe a “un telón de fondo de mercado blando que está haciendo que algunos reaseguradores tradicionales generen rendimientos de renta variable reducidos, destacando los rendimientos de los gobiernos de Europa y Japón que permanecieron negativos junto con las incertidumbres como Brexit y los posibles cambios en el entorno tributario estadounidense lo que está causando preocupación tanto a los aseguradores como a los inversionistas”.

    Condiciones favorables para la innovación y el desarrollo

    La combinación de estos factores, sugiere el informe, está llevando al mercado de ILS a alcanzar un punto de inflexión positivo, ya que gestiona una mayor proporción del pico de riesgo catastrófico mundial y quedan aún muchas oportunidades para nuevas emisiones tanto en No Vida como en Accidentes, Vida y Salud.

    Bill Dubinsky, Jefe de ILS en Willis Towers Watson Securities, destaca que "el mercado posiblemente nunca ha gozado de una salud tan robusta, con el récord de emisión y una competencia que sigue aumentando entre los gestores de fondos de ILS. Creo que esto creará unas condiciones favorables para la innovación y el desarrollo significativo de modo que los beneficios del producto de ILS se extiendan más allá de los bonos catastróficos, donde ya es la opción preferida, incluso para un mercado asegurador más amplio”.