Nicaragua. El sistema asegurador de Nicaragua obtuvo hasta noviembre de 2014 un incremento en las utilidades equivalentes a un 27%, después del I. R, frente al mismo período un año antes, al subir el beneficio de 12,2 millones de dólares a 15,5 millones, el aumento absoluto fue de 3,3 millones. Este resultado se obtuvo tras una expansión en las primas emitidas totales del 14,4% y en las primas retenidas de un 12,1%.
Así lo revela el último informe elaborado por Enríquez López Peña sobre el desempeño asegurador de Nicaragua del primer período de enero al 30 de noviembre de 2014. Este reporte, que se elaboró sobre la base de estadísticas del estado de resultados publicado por la Superintendencia de Bancos (SIBOIF), asevera que la utilidad operativa neta de 15,5 millones fue generada principalmente por el área financiera la cual obtuvo una ganancia de US$10.5 millones, este importe se elevó un 6,4% respecto al beneficio contabilizado a noviembre 2013.

Por su parte, el área técnica presentó una utilidad de 7,55 millones, un monto superior a un 99,7% frente al valor registrado en igual período un año atrás situado en 3,78 millones. Por su parte el área técnica registró incremento en su resultado lo cual está asociado, principalmente, al importante desarrollo que expresaron las primas retenidas situado en un 12,1%, lo que permitió solventar los egresos de variación de reservas, siniestros de retención y gastos operacionales netos. En este desempeño favorecieron los gastos operacionales netos que obtuvieron un incremento del 6.1%, índice menor al que expresaron las primas retenidas, de esta forma los gastos netos descendieron de un 44,3% anotado a noviembre 2013, a un 41,9% a noviembre de 2014.