El Libro Blanco de las Pensiones Chilenas que afina el gobierno estará listo en diciembre, cuando el ministro del Trabajo, Juan Carlos Jobet, entregue el texto al Presidente Sebastián Piñera para su revisión final. En el texto se propondrá elevar la tasa de cotización obligatoria, la edad de jubilación de las mujeres y ampliar el Pilar Solidario, entre otros aspectos.
El libro, en cuyos contenidos han colaborado las Superintendencias de Pensiones (SAFP), de Valores y Seguros (SVS), y de Seguridad Social (Suseso), contempla unas 200 páginas y tiene dos grandes áreas. La primera, un diagnóstico sobre el sistema de capitalización individual obligatoria, funcionamiento de la industria y de la gestión de las AFP; además de la visión de organizaciones sociales, de trabajadores y políticas. También se analiza el Pilar Solidario implementado con la reforma de 2008, su impacto en los pensionados de menores ingresos, el déficit de cobertura en las capas medias y su efecto fiscal, afirman en Trabajo en información que recoge ‘La Tercera’.

La segunda parte son propuestas técnicas para remozar el sistema, basadas en el funcionamiento del DL 3.500 -que en 1981 dio origen al régimen de pensiones privadas- y que no contemplan abrir el giro único de las AFP a otros actores financieros, añaden en la cartera.

Entre las propuestas técnicas -las cuales persiguen perfeccionar y modificar aquellos aspectos del modelo contributivo y su funcionamiento, fortalecer la norma en materia de educación e información previsional, y promover mejoras al Pilar Solidario-, están: subir la tasa de ahorro previsional obligatorio (actualmente en el 10%, más el porcentaje que cobran las AFP por gestionar los fondos), elevar la edad de jubilación de las mujeres, desde los actuales 60 años a un umbral que podría ser de 65 años; y ampliar el Pilar Solidario, especialmente en la parte contributiva para mejorar la cobertura del APS.