El Instituto Nacional de Seguros (INS) revisará este año la tarifa y cobertura de la póliza obligatoria para motos debido al alto costo que generan los accidentes en estos vehículos. Así lo confirmó su presidente ejecutiva, Elian Villegas, al confirmar un aumento de la siniestralidad en motocicletas del 10,5% este año, lo que lleva a replantear el Seguro Obligatorio de Automóviles (SOA).

En concreto, se refirió a la cobertura de 3,5 millones de colones (6.353 dólares), con una prima de 58.000 colones (105 dólares), la cual consideró insuficiente para cubrir la atención médica de los motociclistas tras un accidente. “Buscaremos una forma en que el ajuste de la cobertura no afecte mucho, pero sí afectará la tarifa. El hecho es que los 3,5 millones alcanzan para muy poco”, aseguró, y sostuvo que cuando se acaba la cobertura del SOA, el coste de la atención del paciente recae sobre la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS).

Por su parte, Tomás Soley, jerarca de la Superintendencia General de Seguros (Sugese), explicó que en el ajuste tarifario del seguro obligatorio también se tendrá en cuenta la inflación de los servicios médicos y si crece el número de vehículos en el país.

Las cifras que no cubre el seguro

En este sentido, aseveró que el pasado mes de marzo la CCSS tenía registrado en sus estados financieros, como cuentas por cobrar, un saldo de 12.000 millones (21,7 millones de dólares) para la atención de pacientes para los cuales el seguro obligatorio no cubrió la atención médica. En el primer cuatrimestre del año, los percances en carretera, cubiertos por el SOA, ascendieron a 6.888; de estos, 3.525 (51%) fueron en motos. Para el mismo periodo, las personas atendidas en centros médicos tras un accidente fueron 8.090, y de estas, los motociclistas representaron la mitad, según datos de Sugese. Las estadísticas solo crecieron para el caso de las motos; en el resto de vehículos hubo una baja.

Por su parte, el año pasado los pagos del SOA fueron de 33.000 millones (59,9 millones de dólares), de los cuales las motocicletas supusieron el 50%, pese a ser solo el 15% del total de 1,2 millones del parque automotor asegurado. Precisamente, la cantidad de motos con seguro obligatorio cerró, en 2014, en 138.000, un 16,5% más frente al año previo.