hurricaneSegún FitchSe estima que las pérdidas aseguradoras serán inferiores a las que dejó ‘Ike’ en 2008

El huracán ‘Harvey’, el primero que afecta a la costa de Texas (Estados Unidos) desde 2008, probablemente afectará a las aseguradoras primarias, a los reaseguradores tradicionales y al Programa Nacional de Seguros contra Inundaciones (NFIP), aunque también tiene potencial para afectar a reaseguradores garantizados (collateralized reinsurers) y al mercado de valores vinculados a seguros (ILS), según Fitch.

  • Las estimaciones de pérdidas aseguradas para el sector todavía son inciertas, si bien la firma de modelización de riesgos RMS anticipó este pasado viernes que el coste para la industria aseguradora probablemente no superará los 6.000 millones de dólares (5.025 millones de euros). El último huracán significativo que azotó el estado de Texas fue ‘Ike’ en 2008, causando en aquel momento 14.000 millones (11.720 millones de euros) de pérdidas aseguradas.

    Por tanto, Fitch espera que ‘Harvey’ represente un siniestro que impacte en las ganancias de la industria, pero con efectos limitados en las calificaciones.

    En este sentido, desde HANNOVER RE se rebaja la estimación de posibles daños por este evento, apuntando que no superan, por lo pronto, los 2.500 millones de euros, según ha señalado un especialista de grupo a Reuters.

    En todo caso, los daños provocados por las inundaciones que está dejado ‘Harvey’ podrían alcanzar las decenas de miles de millones de dólares y se prevé que la economía de la región se contraiga, al menos a corto plazo. Además, el huracán está azotando una zona llena de refinerías en la costa del Golfo, lo que se traduce en precios más altos de los combustibles.

  • Los daños por el viento no superarán los 2.500 millones de dólares

    Una de las primeras firmas en anticipar un coste estimado para el sector aseguradora por. ‘Harvey’ ha sido AIR Worldwide. La firma de modelización de catástrofes considera que las pérdidas aseguradas por la industria como resultado de los vientos del huracán en Texas oscilarán entre los 1.200 millones y los 2.300 millones (entre 1.000 y 1.925 millones de euros).

    No obstante, hay que tener en cuenta que esta estimación no incluye el impacto y los daños provocados por las lluvias torrenciales y las inundaciones por unas precipitaciones sin precedentes.