“Las Administradoras de Fondos de Pensiones tendrán que esforzarse para mejorar la calidad del servicio y aumentar los beneficios para sus afiliados. Además, debemos marcar la pauta en lo que deberían ser las buenas prácticas”, declaró ayer Michelle Bachelet, presidenta de Chile, durante la ceremonia realizada en La Moneda.“ Estamos dando un nuevo paso en materia de previsión social”, continuó en su discurso durante la firma del Proyecto de Ley que crea una AFP estatal.
En la instancia, que se realizó en el Salón Montt Varas del Palacio de La Moneda, declaró que “hoy estamos enviando al Parlamento un Proyecto de Ley que crea una AFP del Estado. Sabemos que ésta no es una solución al problema de fondo, sin embargo, representa un avance relevante, porque se ocupará preferentemente de aquellas personas que no son prioritarias para las AFP: trabajadores independientes, los de menores rentas y quienes laboran en zonas apartadas de los grandes centros urbanos”.

Entre los objetivos que se ha marcado la entidad estatal destaca garantizar mayor transparencia, entregando información periódica y relevante a los afiliados, para que los trabajadores cuenten con los antecedentes necesarios que les permitan tomar buenas decisiones, tanto en su vida activa como al momento de acceder a una pensión.

La mandataria chilena destacó que esta iniciativa “es una parte de la respuesta a las preocupaciones de millones de chilenas y chilenos en materia de pensiones, pero sé bien que por sí sola no es suficiente, porque tal como les dije, estamos hablando de un proceso y de un conjunto de medidas”, que además añadió que “estamos pensando en mejoras que a mediano y largo plazo garanticen una vejez digna y sin privaciones. Y hoy, con este proyecto, estamos avanzando hacia ese futuro”.

¿Cuáles serán los principales objetivos de la AFP Estatal?

Según se publica en la página web del gobierno, entre los principales objetivos destacan cubrir grupos que quedan fuera de AFP privadas:

– Trabajadores independientes, personas con menores rentas o trabajadores alejados de centros urbanos no son parte del interés prioritario de las AFP privadas, quedando a la deriva en cuanto a su previsión. Una AFP Estatal permitirá aumentar la cobertura hacia esos grupos.
– Reducir brecha de género: En Chile, 70% de las personas no afiliadas son mujeres. Una de las tareas de la AFP Estatal será cerrar la brecha de género que actualmente existe en el sistema y que perjudica a las mujeres.
– Más y mejor competencia: La entrada de un nuevo actor- en este caso, estatal- permitirá introducir mayores niveles de competencia en el sistema de pensiones, lo cual beneficiará a los chilenos y chilenas con una mejor calidad en el servicio y mayores beneficios.