La Superintendencia de Seguros de la Nación (SSN) dictó ayer una resolución que obliga a las aseguradoras a informar en cinco días todos sus pasivos en dólares mediante una declaración jurada. Con esta medida el Ejecutivo apunta a identificar con precisión cuántos bonos en la moneda norteamericana pueden vender las empresas del sector para ayudar a bajar el contado con liquidación sin que ello les impida afrontar sus pasivos.
La Comunicación 4222  a las aseguradoras el detalle de sus “pasivos nacidos en obligaciones de contratos en moneda extranjera conforme lo previsto en el artículo 33 de la Ley 20.091, existentes al 30 de septiembre de 2014”. Se trata de las reservas técnicas y de siniestros pendientes en moneda extranjera para cumplir con sus obligaciones con los asegurados.

En cinco días hábiles, deberán informar el subramo, la moneda, el total del pasivo expresado en la moneda original y en pesos y los planes. Pero no los plazos de los pasivos.

El paso siguiente será, según descuentan en el sector, limitar la posición de activos en dólares que tienen ahora para igualarla a su posición de pasivos. “Nos dirán que no podemos tener una cartera más dolarizada que la que deberíamos tener por nuestras deudas”, estima un ejecutivo de una compañía a diario ‘Ámbito Financiero’.

“El mercado supone que van a decir que si tienes tanto en pasivos en dólares, necesitas solo tal cantidad de activos en dólares”, indican a ‘Cronista’ desde otra entidad. Se especula que la SSN podría sacar una norma general como la que obligó a los bancos a reducir su posición de moneda extranjera del 70% promedio al 30% y luego al 20%.

“Al hacerte vender, no te hacen descalzar el pasivo. Pero los bonos en dólares te dan mayor resguardo y seguridad”, agregan en esta compañía. Los balances de las aseguradoras quedarían más expuestos al riesgo de devaluación. La SSN no respondió las consultas de este diario.

PETICIÓN “INFORMAL” DEL GOBIERNO PARA QUE LAS ASEGURADORAS VENDAN BONOS NOMINADOS EN DÓLARES

Por otra parte, el Gobierno argentino habría contactado con las grandes aseguradoras para que se deshicieran de sus bonos nominados en dólares. Según ha confirmado ‘Ámbito Financiero’, desde el Ministerio de Economía se sugirió (el diario habla de una petición “informal”) para que las aseguradoras vendieran sus títulos Boden 2015, Bonar 24 y Bonar X.

Detrás de esta petición, argumenta el medio de comunicación, estaría “la urgencia oficial por reflejar en los indicadores cambiarios un regreso de la confianza del público en los mercados financieros, mediante una baja en los precios del ‘blue’ y el contado con liquidación” o, lo que es lo mismo, “desalentar la dolarización” mientras que se buscan soluciones para el problema cambiario de fondo.

Al sector asegurador le preocupa esta maniobra gubernamental porque una cuarta de su cartera total está en títulos (con cotización), muchas de ellas en dólares. “Una baja en la posición en dólares, como la que están pidiendo ahora desde el Gobierno, los dejarían más expuestos a las deudas que hoy tienen con sus asegurados y otras compañías del sector, que llegan a los  77.000 millones y que muchas de ellas son en dólares”, explica ‘Ámbito Financiero’.