“El sector de la Mediación se enfrenta a retos de futuro también importantes: incremento de la competencia, avances tecnológicos, etc. El éxito o fracaso dependerá de lo rápido que sepa adaptarse a los cambios que vienen”. Así se expresa el director general de Ordenación de Mercado en la DGSFP, Raúl Casado, en entrevista para el último número de Actualidad Aseguradora Mediación, en la que, respecto a los retos para las compañías, señala que “más allá de este reto legislativo de Solvencia II” está la necesidad del sector de seguir adaptándose “a los cambios propios de la sociedad en la que se halle inmerso”. “Se encuentra con un cliente cada vez mejor informado y, en consecuencia, propenso al cambio, por lo que captar clientes y, sobre todo, mantenerlos, me parece el desafío de mayor envergadura”, destaca.
Casado destaca, en la entrevista, que la regulación de los comparadores es uno de los proyectos legislativos que, actualmente, más tiempo ha requerido de los responsables de la DGSFP, ya que “es un tema que nos ha exigido realizar un estudio detallado de la legislación nacional, de la situación regulatoria en otros mercados europeos y de la propia figura en sí”. Cuando habla de Solvencia II, reconoce que representa “un avance en la gestión del sector, por lo que no se entendería muy bien que dicho avance se produjera únicamente en las entidades aseguradoras y no en otros actores del sector”.

Al referirse a los cambios que han llegado con la crisis subraya que, más allá de ésta, en el sector se han producido cambios “que son inherentes al propio paso del tiempo y no tanto a la crisis económica”. También indica que “la DGSFP hace todo lo que está en su mano para garantizar un adecuado funcionamiento de todos los canales de distribución”.

Asimismo, pone sobre la mesa la posición del órgano de control respecto a la inclusión de la comisión del mediador en la póliza: “Creemos que no aporta valor a los clientes que se le especifiquen los costes de producción del mismo”. Y añade: “Junto a todo esto, no detectamos que las reclamaciones de los clientes por contrato de seguro se centren en este aspecto, por lo que entendemos que no es una cuestión que suscite problemas en el mercado”.