La perspectiva para el sector mundial del reaseguro sigue siendo ‘negativa’ debido a que las entidades continúan haciendo frente a un exceso de capacidad en el mercado, los persistentes bajos tipos de interés y la reducción de la demanda de los compradores de reaseguro debido a la racionalización de las compras y del bajo crecimiento de la economía a nivel global.
Moody’s resume así las principales conclusiones de su informe anual de la industria reaseguradora, en el que anticipa, además, un aumento de los riesgos para las empresas del sector al tener que aventurarse a nuevos y desconocidos territorios estratégicos en un esfuerzo por mantener la pertinencia y la rentabilidad.

Con más detalles, la agencia define cinco factores que marcan esta perspectiva ‘negativa’ del sector:

– Exceso de capital y demanda más débil: “Las reaseguradoras mantienen en exceso de capital en un esfuerzo por mantener el tamaño y, en algunos casos, como preparación para la reforma regulatorias, contribuyendo a nuestra expectativa de unos los precios persistentemente suaves”.

– La liberalización de reservas y las bajas pérdidas por catástrofes ‘tapan’ el deterioro de los resultados: “Aunque los reaseguradores en general han mantenido rendimientos por encima de los costes del capital, el panorama es más sombrío; el debilitamiento de los términos y condiciones también contribuyen a un deterioro de la calidad de las ganancias”.

– El capital alternativo sigue siendo un importante motor de la condición de la industria: “Es tanto una amenaza como un recurso para las reaseguradoras, muchas de los cuales son cada vez más dependientes del este tipo de capacidad como fuente de bajo coste en la retrocesión. A pesar de su adopción cada vez más generalizada, el mercado alternativo todavía no se ha probada ante un evento importante de catástrofe, lo que podría producir resultados inesperados”.

– Las fusiones y adquisiciones crean ganadores y perdedores: “Debido a la creciente importancia del tamaño, este tipo de operaciones debilitará la posición de las reaseguradoras de nivel inferior, pero es poco probable que elimine el gran exceso de capacidad”.

– Las reaseguradores se están adentrando en territorios desconocidos: “Las empresas están mirando más allá de las líneas de consumo masivo y de las coberturas de propiedades expuestas a catástrofes y apunta a riesgos y mercados emergentes que pueden ofrecer mayores barreras de entrada y de precios más defendibles”.