Montecarlo reaseguroVisión de HANNOVER RE en Montecarlo

A pesar de la sobreabundancia de capacidad en el mercado, HANNOVER RE espera estabilidad en los precios y condiciones en la mayor parte de las renovaciones de tratados de reaseguro del próximo 1 de enero de 2019.

  • El CEO del grupo, Ulrich Wallin reclama que, ante la disminución de la rentabilidad en toda la industria, así como una mayor carga de pérdidas, es necesaria una mayor mejorar de las condiciones del mercado.

    “El entorno del mercado mundial del reaseguro sigue siendo difícil. Las enormes pérdidas provocadas por catástrofes naturales el año pasado dieron lugar a un aumento de las tasas en las regiones y programas afectados, que, sin embargo, fueron inferiores a las previstas. En los programas sin pérdidas, los precios han tendido a estabilizarse”, radiografía el directivo durante una conferencia de prensa en Montecarlo, con motivo del Rendez-Vous.

    Insistía en que la competencia sigue siendo “intensa” y está marcando claramente la situación de los precios. Además, hay suficiencia de recursos de capital disponibles para la mayoría de las aseguradoras, lo que se reflejan en sus niveles de retención, que siguen siendo elevados, A ello se le suma también la oferta del mercado de títulos vinculados a seguros (ILS), que proporcionan capacidades “considerables” y añade presión sobre los precios y las condiciones.

    “No obstante, en el sector se percibe un cambio gradual de sentimientos”, matizaba Wallin. “Los resultados de algunas empresas se deterioraron considerablemente en 2017 y los de ciertas reaseguradoras en 2018 también se están viendo afectados por las pérdidas derivadas de desastres naturales. Cabe esperar una disminución de los beneficios en la segunda parte del año. El aumento de la inflación, alimentado en parte por nuevas barreras comerciales, está presionando a la industria para que aplique cada vez más ajustes de pecios en algunos segmentos”, detalla.

    La calidad de las tarifas mejora, pero el nivel todavía es bajo

    La reaseguradora observa que los aumentos generales precios solo han sido moderados y como resultado de las negociaciones celebradas en el transcurso del año. En el caso de operaciones afectadas por catástrofes naturales el año anterior, se registraron márgenes más apreciables para los tratados con pérdidas y, en general, la calidad de las tarifas ha mejorado ligeramente en términos interanuales, “aunque se mantiene en un nivel bajo y todavía adecuado”, se matiza.

    Así con todo, concluía “cuanto más bajas sean las tensiones derivadas de las pérdidas catastróficas este ejercicio, más difícil será conseguir aumentos de precios necesarios para el año que viene”. Sin embargo, añadía, estamos viendo una fuerte demanda y, por lo tanto, oportunidades bastante favorables para el crecimiento en ciertos segmentos”. En particular, crece la demanda, entre otras áreas, en coberturas ara ciberriesgos, así como de soluciones para un reaseguro estructurado.