“2015 ha sido un año excelente para MAPFRE en Brasil, donde tenemos una previsión de gran crecimiento para los próximos años”, expresó Huertas. En el país, los planes principales son conservar el liderazgo aprovechando la prudencia de la alianza con Banco do Brasil y “sobre todo aprovechar las oportunidades de  mercado que están surgiendo y que va a surgir”, reiteró. La operación del grupo en Brasil en 2015 sumó un volumen de primas de 4.814,2 millones d euros, un 3,6% más que el año anterior, y el beneficio antes de impuestos de 818,6 millones de euros, un 34% superior al del año 2014.