Más de un tercio de las organizaciones ha experimentado delitos económicos en los últimos 24 meses, según han confirmado más de 6.000 encuestados para el informe sobre Delitos Económicos Globales 2016 de PwC. Los resultados de este año muestran que la incidencia de los delitos económicos ha descendido, por primera vez, desde la crisis financiera mundial de 2008-09 (aunque marginalmente en un 1%).