A pesar de que Uruguay tiene uno de los mayores niveles de PIB per cápita de Latinoamérica, la penetración de la industria aseguradora es menor que el promedio regional, afirma el último informe elaborado por Moody’s.

  • El crecimiento de la industria en los últimos años ha sido impulsado por el segmento de pensiones, mientras que las primas de seguros de Vida y Generales no han crecido en términos reales. "Estimamos que este año el crecimiento económico impulsará la venta de primas de seguros, tanto de vida como de seguros generales", remarca el informe.

    El mercado de seguros de Uruguay se encuentra altamente concentrado, recuerda la agencia. La aseguradora estatal Banco de Seguros del Estado (BSE) emite alrededor del 70% de las primas de la industria. Sin considerar los ramos de accidentes del trabajo y previsional, donde BSE es un monopolio, las aseguradoras privadas concentran el 61% del total de primas, participación que estimamos seguirá creciendo en el futuro.

    A pesar de que el riesgo de producto es en general bajo, dada la alta participación de coberturas granulares y de corto plazo en la mayoría de los portafolios de las aseguradoras, los principales riesgos surgen de la alta concentración en seguro de automóviles y de los riesgos de descalce de activos y pasivos del segmento previsional.

    Por otro lado, el informe detalla que la adecuación de capital de las aseguradoras uruguayas, la cual ha sido sostenida por una adecuada rentabilidad y un débil crecimiento de primas en los últimos años, es fuerte en comparación a sus pares regionales. Sin embargo, el crecimiento del segmento previsional continuará presionando el capital de la industria, dado su naturaleza de largo plazo y de acumulación, como también su baja rentabilidad esperada.

    Aunque las aseguradoras uruguayas han reportado generalmente sólidos niveles de rentabilidad, añade Moody's, la dependencia en los resultados de inversiones ha sido alta, mostrando en general pérdidas técnicas. El alto nivel de competencia en los seguros generales, especialmente en el segmento de automóviles, probablemente continúe afectando los resultados técnicos. La mejora significativa en el retorno sobre el capital de la industria en 2017 se debió principalmente a los elevados retornos de inversiones, los cuales serán difíciles de repetir este año. Como resultado, esperamos que la rentabilidad general disminuya, aunque desde un nivel alto.


    Fortalezas crediticias de la industria

    • Baja exposición a desastres naturales.
    • Bajo riesgo de producto en las principales líneas de negocio de seguros generales, las cuales son en general granulares y de corto plazo.
    • Buena capitalización, la cual se compara favorablemente con sus pares.
    • Activos compuestos generalmente por títulos con grado de inversión.

    Debilidades crediticias de la industria

    • Riesgo de reinversión y de calce de activos y pasivos en el segmento de vida previsional.
    • Débiles resultados técnicos en algunas líneas de seguros generales.
    • Rentabilidad, aunque adecuada, con alta dependencia en los resultados de inversiones.
    • aracterísticas de commodity de las principales líneas de negocio de seguros generales promueve fuerte competencia de precios.