Los daños ocasionados por ‘Odile’ en Baja California Sur costarán a las aseguradoras más de 12.000 millones de pesos (910,3 millones de dólares), según estimó Luis Álvarez, director de autos y daños de la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS), que indicó que esto supone un mayor coste para la industria aseguradora respecto a los provocados el año pasado por ‘Ingrid’ y ‘Manuel’ en diversos estados de la República.
Entrevistado tras el ‘Segundo Simulacro sobre la Atención del Sector Asegurador ante Terremotos’, el representante de la asociación explicó que el aumento será consecuencia de que es una zona donde el nivel de penetración del sector asegurador es superior, sobre todo en hoteles. En este sentido, detalló que en Baja California Sur, alrededor de 90% de los grandes hoteles cuenta con una protección contra desastres naturales, no obstante, solo el 2% de las viviendas de la región están protegidas antes este tipo de circunstancias, publica ‘Milenio’.

El 95% de las casas no tiene seguro

Por otro lado, en una jornada en la que participó AXA SEGUROS, el director de Oferta Territorial Metropolitana de la compañía, Arturo González Briseño, estimó que en el país el 95% de las casas no están protegidas con un seguro ante desastres naturales y avanzó que seis estados (Distrito Federal, Quintana Roo, Nuevo León, Puebla, Querétaro y Jalisco) concentran el 75% de los seguros por daños. Por su parte, entre las colonias con mayor riesgo de seísmo se han identificado la Roma, Narvarte, Doctores, y las delegaciones Tláhuac y Venustiano Carranza.

De acuerdo a los datos de la aseguradora, cuando se presenta un seísmo los principales daños ocurren en el hogar (50%), hospitales, clínicas y consultorios (20%), oficinas públicas (10%) y otros inmuebles (20%). Asimismo, se confirma que las pérdidas económicas asociadas a los desastres naturales tienen una tendencia creciente, triplicándose en un periodo de apenas 20 años entre 1980 y 2000.