El Consorcio de Compensación de Seguros (CCS) ha confirmado esta misma mañana que indemnizará los daños producidos por los embates de mar e inundaciones que se están produciendo durante los primeros días del mes de febrero en la costa del Cantábrico y en Galicia. La entidad asumirá, como es habitual en este tipo de siniestros, la tramitación de los siniestros, la peritación de los daños y el abono de las indemnizaciones a los asegurados.
Para comunicar los daños y solicitar la indemnización al CCS los asegurados afectados podrán dirigir al CCS a través del Centro de Atención Telefónica (902 222 665 y 952 367 042, de lunes a viernes, de 9 a 18 horas) o, si dispusiera de DNI o Certificado electrónicos, a través de la página web del CCS (www.consorseguros,es) sin limitación de día y hora.

LOS MAYORES COSTES, EN EL PAÍS VASCO

El CCS ha designado ya un equipo de peritos y técnicos para reconocer las zonas afectadas. En una primera evaluación de urgencia, el CCS estima que los daños asegurados podrían materializarse en 1.600 siniestros aproximadamente con un coste de entre 18 y 20 millones de euros. Los daños de mayor envergadura se han producido en el País Vasco, donde se estiman 14 millones de euros de daños asegurados.

Se matiza, en todo caso, que estas estimaciones iniciales de siniestros y coste económico variarán muy probablemente en los próximos días, especialmente a la vista de que podrían producirse nuevos siniestros, dado que continúan en alerta roja y naranja determinadas zonas previamente afectadas estos días anteriores.

Durante el día ayer, el CCS recibió las primeras solicitudes de indemnización a través de su CAT, que han sido asignadas al equipo de peritos al que la entidad ha encomendado desplazarse a las distintas regiones afectadas para llevar a cabo la valoración de los daños de esta siniestralidad.