“El capital asegurado por las compañías de seguros bolivianas asciende a 150.000 millones de dólares, cuatro veces el PIB de Bolivia (de 36.196 millones de dólares)”, destacó José Luis Camacho, nuevo presidente de la Asociación Boliviana de Aseguradores (ABA), quien quiso remarcar el crecimiento sostenido del sector en los últimos años.
“Se trata de una cifra relevante para la economía boliviana, representa los bienes y capitales de personas y empresas públicas y privadas que nuestro sector protege de daños y pérdidas”, afirmó Camacho durante su posesión como nuevo titular del gremio.

Estas operaciones, explicó, son reaseguradas en mercados internacionales a través de mecanismos que permiten proteger el patrimonio de las compañías y de la sociedad boliviana. Según los de la Autoridad de Fiscalización y Control de Pensiones y Seguros (APS) dan cuenta de que en el país operan 14 empresas en el rubro, siete de seguros de vida y siete de seguros generales.

“Los seguros han acompañado en los últimos años el crecimiento del país, respaldando la inversión pública que en estos momentos asciende a más del 10% del Producto Interno Bruto (PIB); dos tercios de esa inversión son protegidos por miembros de ABA”, remarcó Camacho.

“El ritmo de crecimiento promedio del sector ha estado entre 10 y 15%, creo que este año también va a superar el 10%”, informó por su parte a La Razón el director de Seguros de la APS, Javier Vera.