GENERALI ha presentado esta mañana sus cuentas correspondientes a los seis primeros meses del año en los que ha alcanzado un beneficio neto de 1.307 millones de euros, un 21,6% más que en el mismo periodo de 2014. En esta línea, las ganancias operativas han crecido un 11,3%, hasta 2.779 millones, en lo que es su mejor resultado en los últimos 8 años. La facturación total del grupo en esta primera mitad del año llega a 38.000 millones, un 7,3% más.
Estos resultados se han sustentado principalmente en la evolución del negocio de Vida. Por un lado, el volumen de primas del ramo crece un 10,6%, con mejoras en todos los principales mercados, aportando 26.906 millones. Además, el resultado operativo de la unidad sube un 13,2%, contribuyendo con 1.713 millones, “gracias a la sólida rentabilidad técnica y al éxito de la política de la gestión de inversiones”, según detalla el grupo.

En No Vida, por su parte, la facturación fue de 11.266 millones (+0,1%), con un aumento del 0,9% en negocios distintos a Autos. Tras una mejora en 0,2 puntos , el ratio combinadose sitúa en en el 92,6% y el beneficio operativo de esta división en 1.103 millones, un 2,3% más.

El grupo destaca, por otro lado, que su ratio de solvencia ha subido en 14 puntos, hasta el 200%.