Informe Moody's

A pesar de todos los retos que se presentan para el mercado del Reaseguro, pasando por un entorno operativo difícil, las compañías del sector están bien capitalizadas y son resistentes a una serie de escenarios de estrés. Por ello, Moody's ha cambiado la perspectiva para la industria de 'negativa' a 'estable'.

  • "La industria del Reaseguro se enfrenta a numerosos desafíos, ya que la persistente sobreoferta de capital se combina con cambios seculares en la industria para mantener los precios más bajos", detalla Brandan Holmes, vicepresidente de la firma. "Sin embargo, -agrega- la solidez sostenida de los balances y la disciplina en la suscripción continuarán apoyando las calificaciones actuales, incluso durante una activa temporada de huracanes".

    Tal y como se desgrana del informe 'Reinsurance -- Global; Outlook stable as firms navigate difficult market; balance sheets remain strong', desde la agencia observan que los reaseguradores a nivel mundial se están adaptando a una persistente afluencia de capital alternativo y lo utilizan para reducir sus propios costes de capital. "Para contrarrestar otros cambios estructurales, se están diversificando en nuevos productos, como seguros hipotecarios y cibernéticos, y se centran en las innovaciones tecnológicas y el ahorro de costes. También han seguido aumentando sus niveles de capital en línea con los nuevos negocios que se han realizado, a la vez que han reducido el riesgo de seguimiento asociado a los riesgos de catástrofes naturales más remotos".

    Continuarán las fusiones y adquisiciones

    En los últimos tres años ha habido una actividad significativa de fusiones y adquisiciones en el sector de los reaseguros especializados, ya que las (re)aseguradores más grandes y diversificados han adquirido una serie de compañías más pequeños. Debido a que estos reaseguradores más pequeños tienden a sufrir un impacto más severo por el difícil entorno operativo, su absorción en grupos más grandes ha reforzado la calidad crediticia media de los (re)aseguradores, subraya el informe.

    Moody's espera que las fusiones y adquisiciones continúen a medida que el mercado flexible persista, impulsado por un enfoque hacia la eficiencia de los costes y la posición en el mercado, así como una diversificación de la cartera: "Sin embargo, el ritmo de las fusiones y adquisiciones será más lento debido a la disminución del número de objetivos potenciales y a los altos múltiplos de valoración actuales", se matiza.

    La agencia recuerda que la consolidación en el sector no ha reducido la capacidad del mercado y, de hecho, el capital reasegurador sigue aumentando, aunque los precios disminuyan y la demanda de reaseguro siga siendo "tibia". Gran parte del aumento proviene del capital alternativo, que incrementó su participación en el capital total disponible a 14,2% del total al cierre del primer trimestre de 2017, en comparación con el 8,7% de finales de 2012.

    El sector también continúa mostrando una rentabilidad decreciente, con la mediana de ROE cayendo del 12% en 2013 al 8,1% en el caso de la 12 meses que terminan en junio de 2017. Aunque sobre una base normalizada, el ROE es aún más bajo, los rendimientos en efectivo a los accionistas se mantienen fuertes, con altos dividendos y recompras de acciones que dan a los reaseguradores la posibilidad de concentrarse en mantener la disciplina de suscripción. "Creemos que las pérdidas del huracán Harvey afectarán a la rentabilidad de los reaseguradores en 2017, pero no a la solidez de su balance", reconoce la agencia.

     

  • El reaseguro pondrá a prueba su resistencia en la actual temporada de huracanes

    El actual entorno es clave, ya que la activa temporada de huracanes en el Atlántico pondrá a prueba la resistencia de los balances del Reaseguro, partiendo de las pérdidas ocasionadas por el huracán Harvey y cómo monitoreen las nuevas tormentas, incluyendo el huracán Irma, que actualmente se encuentra en el Caribe, y potencialmente mira hacia la costa de Estados Unidos.

    Las fuertes caídas de los precios para riesgos de catástrofe en Daños han dejado a los reaseguradores unos márgenes más estrechos con los que absorber las pérdidas excesivas dentro de los beneficios.