La cuenta no técnica de las aseguradoras se situó el pasado año en el 6,68% de las primas imputadas de negocio retenido, en comparación al 9,53% de un año antes.
En términos absolutos, y con un volumen de primas imputadas de 52.161,2 millones a 31 de diciembre pasado, la cuenta no técnica se traduce en un beneficio neto del sector de 3.484 millones, un 28,9% menos que el ejercicio anterior, cuando las ganancias del sector rondaron los 4.900 millones. Según reflejan las estadísticas de ICEA, al cierre de 2015 la cuenta técnica presentaba un resultado del 8,34% de las primas imputadas de negocio retenido, frente al 10,08% de un año antes. Esto responde a un resultado técnico del -9,1% de las primas de negocio retenido (-9,17% en 2015) y un resultado financiero del 17,44% (19,25% el año anterior). La siniestralidad, medida en función de las primas imputadas de negocio directo y aceptado, quedó el pasado año en el 86,71%, con un empeoramiento de 1,4 puntos porcentuales en relación al 85,31% de 2014. Peores resultados tanto en Vida como en No Vida En Vida, el resultado de la cuenta técnica fue del 1,08% de las provisiones (negocio retenido) frente al 1,39% de diciembre de 2014 (en relación al negocio directo y aceptado, el resultado en Vida queda en el 1,30% de las provisiones, por el 1,57% de un año antes). Mientras, el nivel de rentabilidad para el total de No Vida fue del 9,45% frente a una cuenta técnica del 10,83%. La siniestralidad en No Vida se mantiene estable en el 68,64% de las primas imputadas.

Evolución de resultados y siniestralidad en No Vida

Fuente: ICEA / Datos en %

Resultados Sector 2015