Los indicadores de rentabilidad continúan deteriorándose respecto a ejercicios anteriores. Así, lo ponen de manifiesto las estadísticas de ICEA, que concretan que el beneficio antes de impuestos sobre primas imputadas fue del 10,6%, frente al 13,3% registrado en el tercer trimestre de 2014.