Según COFACE

Pese a que el repunte del riesgo político ha tenido cierto impacto sobre el crecimiento de América Latina, COFACE prevé que el PIB regional registre este año un nuevo impulso, con un crecimiento estimado del 2,4% interanual, después del aumento del 1,1% en 2017, tras dos años de recesión y una recuperación de la crisis de los precios de las materias primas observada desde 2014.

  • Esto sí, la aseguradora advierte de que estas previsiones podrían revisarse a la baja si la incertidumbre política actual, especialmente en Brasil y México, conducen a una caída de los mercados de capital y un aumento de los tipos de interés, todo ello combinado con un descenso de los niveles de confianza de las empresas y los hogares (que resultan en el aplazamiento o la suspensión de las decisiones en materia de inversiones o gastos).

    Por otro lado, el terrorismo no es una preocupación importante, pero las profundas fragilidades políticas y sociales indican un alto nivel de frustración debido a la negatividad en torno a la corrupción y una tasa relativamente alta de homicidios. 

    En materia de conflictos, México se encuentra en la peor situación de la región, debido principalmente a la creciente violencia de las guerras entre pandillas.