Ayer entró en vigor el acuerdo para exportar productos entre Costa Rica y la Unión Europea, se trata de una alianza comercial y de cooperación entre Centroamérica y Europa. El acuerdo de asociación entre Centroamérica y la Unión Europea (AACUE) contiene para Costa Rica disposiciones relevantes en materia de comercio transfronterizo de servicios de seguros y relacionados con el mercado asegurador.
Neftali Garro, partner del despacho de abogados de BLP, explica que en particular esta relación con Costa Rica y el AACUE, suscrito el 29 de junio de 2012 entre los países de Centroamérica (Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras y Nicaragua) y los 27 países de la Unión Europea, dispone que entidades aseguradoras establecidas en un país de Europa podrán brindar servicios de seguros transfronterizos en los siguientes casos: Seguros de riesgos relativos a el lanzamiento espacial de carga (incluyendo satélite), el transporte marítimo y la aviación comercial, que cubran alguno o la totalidad de los siguientes elementos: las mercancías objeto de transporte, el vehículo que transporte las mercancías y la responsabilidad que pueda derivarse de los mismos; y las mercancías en tránsito internacional; reaseguro y retrocesión; así como para los servicios necesarios para apoyar cuentas globales.

Sobre la relación con las “cuentas globales”, explica Garro, destaca que no importa qué línea o líneas de seguros estén en juego. Lo necesario es que el contratante del seguro sea un “cliente multinacional”, según se define en la cita al pie 580 del documento, y que ese cliente multinacional tenga operaciones en Costa Rica. Dicha cita al pie establece que “a efectos de 7.A (c): servicios necesarios para apoyar cuentas globales significa que la cobertura de una póliza master (global) de seguros emitida en territorio distinto de Costa Rica para un cliente multinacional, por un asegurador de una Parte se extiende a las operaciones del cliente multinacional en Costa Rica, y un cliente multinacional es cualquier empresa extranjera mayoritariamente propiedad de un fabricante o a un proveedor de servicios extranjero que hace negocios en Costa Rica”, explica.

A partir de hoy esta modalidad podría resultar interesante para compañías europeas que tengan clientes multinacionales con operaciones en Costa Rica y con cuentas o pólizas globales, “pues en tal caso no tendrían que establecer una entidad costarricense ni capitalizarla a fin de poder dar servicio a esas cuentas directamente desde Europa. Solamente deben cumplir con un trámite de registro ante la Superintendencia General de Seguros (SUGESE) que es relativamente sencillo”, afirma Neftali Garro.

También destaca que “la misma facilidad existe para intermediarios (corredores) y proveedores de servicios auxiliares, quienes también pueden registrarse ante la SUGESE. En el caso del reaseguro desde el 2008 es posible ofrecerlo de forma transfronteriza y sin necesidad de registro”. Según cuenta el abogado, hasta la fecha solamente existen dos empresas registradas en Costa Rica bajo la modalidad transfronteriza de acuerdo con los registros que lleva la SUGESE , ambas registradas bajo una modalidad idéntica establecida en el Tratado de Libre Comercio entre Centroamérica, República Dominicana y Estados Unidos (“DR-CAFTA”).