Entre las razones por las cuales los dueños de perros potencialmente peligrosos no registran a sus mascotas está la falta de una póliza que exige la ley 746 de 2002 pero que es difícil de obtener porque no hay aseguradoras que las ofrezcan. Sólo dos de las 15 compañías aseguradoras que hay en Bogotá, FALABELLA y SURAMERICANA, ofrecen la póliza de responsabilidad civil extracontractual que cubre la indemnización por perjuicios patrimoniales, daños a personas, cosas u otros animales.
Así se desprende de un estudio llevado a cabo por el Concejo del Ministerio de Salud sobre el registro que, según la ley, deberían hacer los dueños de perros potencialmente peligrosos a las alcaldías locales, y que ha analizado la situación de las 20 localidades de Bogotá. En total 796 perros fueron registrados por las localidades y de ellos, 512 tienen póliza, es decir, el 64%.

En el mismo se detalla, según informa ‘El Espectador’, que las dos únicas compañías que ofrecen el seguro de Responsabilidad Civil lo hacen con una serie de condiciones que obstaculizan su contratación, a lo que se suma la “falta de incentivos para que las aseguradoras presten servicios, lo que genera un vacío legal”, de acuerdo al concejal del partido político MIRA Carlos Eduardo Guevara, que lideró el estudio.

Además, las únicas localidades que cumplen legalmente con el registro, como Chapinero, Antonio Nariño y Puente Aranda, han sido reportadas por empresas de seguridad privada y no por la comunidad, apunta el estudio. En el caso de las localidades en las que no se encontró ningún registro, el motivo se debe a que “la comunidad no cuenta con las condiciones económicas para acceder a una póliza de responsabilidad civil contractual”, como es el caso de la localidad Rafael Uribe; y en el caso de otras, como Tunjuelito, que este segundo semestre de 2013 reportó 46 caninos potencialmente peligrosos, “ninguna cuenta con protección del animal y de terceros”.