Así se pone de manifiesto en el informe ‘Desempeño Asegurador en Centroamérica y Panamá’, elaborado por el experto Enríquez Lopez Peña, sobre la base de las estadísticas del Estado de Resultados publicado por los entes reguladores del seguro y reaseguro de cada país. El informe incluye el ranking asegurador según: utilidades antes del I.R, resultado técnico, primas retenidas, siniestros de retención y gastos operacionales netos.

Por otro lado, en general el sistema asegurador en el Istmo expresó un incremento en las utilidades del 14%, antes del I.R., situándose las utilidades en 483.43 millones de dólares. Este resultado fue generado mayormente por el área técnica que produjo un beneficio de 242,67 millones equivalentes a un 50,2% de las utilidades totales, esta utilidad registró un incremento del 41,9%. Por su parte, el área financiera aportó 240,75 millones o sea el 49,8%, la misma expresó una disminución del 4,83%.

El resultado del desempeño técnico está asociado principalmente al comportamiento de los siniestros de retención los cuales presentaron una disminución de 41,83 millones de dólares equivalentes a un 3,13%, consecuentemente el índice de siniestralidad descendió de un 59,0% a un 53,3%.

Asimismo, tras un incremento de la cartera total del 7,9%, las primas retenidas registraron un incremento del 7,34%, mientras las primas cedidas al reaseguro mostraron una expansión mayor ubicándose en un 9,12%, de esta manera la cesión proporcional al reasegurador aumentó ligeramente de un 31,12% a un 31,48%. En otro aspecto, los gastos operacionales netos mostraron una dinámica del 14,61% lo cual provocó que la tasa de gastos netos subiera de un 30,03% a un 32,07%.