Los precios del mercado de reaseguros han vuelto a caer por cuarta vez consecutiva en lo que va de año en las renovaciones de abril. El último informe de WILLIS RE sobre los precios de las renovaciones de 2016 pone de manifiesto que, aunque los precios siguen cayendo, dentro de este panorama sí se observan signos “alentadores que el mercado de reaseguro empieza a mostrar”. En primer lugar, matiza el informe, aunque el reaseguro continúa buscando mejoras en la fijación de precios, así como en los términos y condiciones, en general, las reducciones de precios, a 1 de abril, se han mostrado un poco menos marginales que las alcanzadas doce meses antes. Cualquier ampliación de los términos y condiciones también se mantuvo prácticamente estable, reafirma el bróker. Factores como el aumento de los límites comprados y algunas pérdidas modestas, incluyendo el deterioro de las pérdidas anteriores, han tenido impacto en el sector. “Cada vez es más evidente que aunque la mayoría de las aseguradoras está acomodando las solicitudes de los clientes, muchos están ahora en el punto en el que ya no están dispuestos a otorgar más concesiones, independientemente de las relaciones”, puntualiza el estudio. Mundo Según el informe, esto de ninguna manera indica un punto final a las condiciones actuales, pero para ciertos mercados sí sugiere una desaceleración en el deterioro de los precios. "Las razones subyacentes de la inversión en estrategias de compra de reaseguro son distintivas en cada cliente. Sin embargo, una mayor regulación, que ha promovido una visión más holística del riesgo, junto con la presión de los accionistas para mejorar el ROE, son claramente dos conductores de la situación actual”, analiza John Cavanagh, Global CEO de WILLIS RE. Una situación que para el directivo, en última instancia, refleja que “los compradores todavía están cosechando beneficios de las condiciones de competencia. Sin embargo, el repunte de la demanda es ciertamente un signo positivo".