Tribuna de OpiniónJavier APARICIO, CEO de ADDACTIS Latina

Se ha celebrado en Rio de Janeiro el 8º Congreso Brasileño de seguros CONSEGURO, que cerró ayer sus puertas. Con 1.100 participantes, junto con el congreso organizado por AMIS en México, es el más amplio y popular de la región. Los temas de fondo continúan siendo los mismos: la situación política y económica del país, que mantiene el reflejo de dos mundos paralelos. El de la política nacional, plagada de casos de corrupción, y el de la economía, frenada los dos últimos años ante la falta de iniciativa y confianza del mercado.

 

  • La realidad macroeconómica del seguro brasileño no es más optimista. Con cifras que, si bien muestran un crecimiento del 6-7% para este año, apenas compensará la tasa de inflación de 1 billones reales de activos (270.000 millones de euros). Sin embargo, lo cierto es que la dimensión de su economía hizo que Brasil se situara en 2016 en la 15º posición del Ranking Mundial de ingresos por primas de seguros, con sus 47.000 millones de euros. 

    Las cuatro primeras aseguradoras acumulan ya el 60% de un mercado de seguros de más de 70 aseguradoras y 10 reaseguradoras. Es muy importante e interesante mencionar que existe, como en otros países de la región, un colosal mercado de seguros de Salud que no está supervisado por la SUSEP, sino por la ANS, Supervisor de Salud, que controla la actividad aseguradora de las más de 1.100 operadoras de salud en el país.

    El modelo previdencial centra los discursos

    El modelo previdencial brasileño ha sido centro de las ponencias. El sector de Previdéncia privada afronta nuevos retos derivados de la necesidad de mantener a 6,5 millones de personas con más de 80 años y 3,97 activos por cada pasivo con un grave problema, no es tanto el cambio demográfico, sino la desigualdad social. A pesar de la estimación de crecimiento del 2,5% del PIB, ello no será suficiente para mantener una carga social enorme.

    En una visión micro, el mercado asegurador se presenta contradictoriamente menos dinámico y evolucionado que otros vecinos. Quizás, no por su capacidad de innovación indudable, sino porque las iniciativas son enfriadas en esa tónica general de esperar a que el país mejore. Esto contrasta en mi memoria precisamente con los cambios estructurales llevados a cabo por la industria aseguradora española aprovechando la ralentización generada por la crisis entre 2008-2013.

    El seguro de Salud y el Previsional son la locomotora del seguro brasileño. Del resto destaco una Bancaseguros bien asentada, un número excesivo de corredores, carencia de comparadores de seguros, productos poco evolucionados (aun con seguro obligatorio de automóviles) y una pujante oferta al seguro rural.

  • Cinco puntos claves

    El Congreso se estructuró en sesiones de mañana, centradas en aspectos macroeconómicos y sociales, y en las tardes, más específicas, abarcaron cinco aspectos:

    • La protección del consumidor: Como educar al consumidor, su protección en el seguro suplementario de salud; Transparencia y Confianza.
    • Oportunidades emergentes: Diversidad como diferencial Estratégico; La transformación de la información en valor; La aplicación de Inteligencia Artificial;  Formas de disrupción; Los "influencers" digitales; Qué debería hacer el seguro de personas para equipararse a otros mercados más evolucionados.
    • Actuarial: Valoración del riesgo de crédito; Incorporación de tecnologías en el Pricing del Seguro de Salud; Transferencia de riesgos en el mercado de capitales, El Pricing en ambiente de data-science; Productos de capitalización; La mejora de mortalidad; Modelos de solvencia en el seguro de salud suplementaria.
    • Servicios al seguro: Aplicación del blockchain en seguros; Perspectiva de la ciberseguridad en el seguro desde el punto de vista de un hacker; La revolución cognitiva, humanidad, robots e innovación.
    • Controles internos y cumplimiento, auditoria y gestión de riesgos: Fortalecimiento e integración de los modelos; La importancia de la valoración de los controles internos; Prevención de la corrupción; "Sin actitud no hay ley que funcione”.

    Concurrido, bien organizado, con destacados ejecutivos del sector entremezclados con participantes y con ponencias de buen nivel, CONSEGURO fue una pertinente muestra de este eterno gigante dormido.