La calificación de la reaseguradora refleja, en palabras de la agencia, “su excelente posición en el mercado y su amplia diversificación tanto geográfica como por líneas de negocio, además de su fuerte adecuación de capital y su buena adecuación de reservas”. Estas fortalezas se ven parcialmente contrarrestadas por los desafíos de un entorno comercial difícil y “la volatilidad inherente de su negocio expuesto a catástrofes”.

Moody’s destaca que la posición del grupo en el mercado “es muy fuerte”, lo que le permite cada vez más “conseguir condiciones o precios diferenciados en muchas operaciones de reaseguro, especialmente en operaciones estructuradas de gran volumen que constituyen una parte creciente de su nuevo negocio”.

La agencia de calificación agrega que la adecuación del capital de SWISS RE sigue siendo muy fuerte, tanto en términos absolutos como en comparación con sus homólogos.

La rentabilidad del grupo es fuerte, aunque en el tercer trimestre de este año ha experimentado importantes pérdidas de suscripción debido a graves catástrofes naturales. “Para el año completo, esperamos que el grupo registre un modesto beneficio neto, si no se producen pérdidas adicionales importantes, incluyendo la posibilidad de pérdidas mayores a las esperadas por los incendios forestales de California que han ocurrido durante el cuarto trimestre”, anticipa la agencia.