Expertos en el sector de los seguros D&O consultados por ‘ReuterS’ anticipan que es probable que el caso Volkswagen genere importantes reclamaciones para las aseguradoras que cubren a los directivos del grupo alemán. Apuntan que una empresa del tamaño del fabricante germano normalmente contrata una cobertura de alrededor de 500 millones de euros anuales.

Ese dinero, señala los expertos, sería utilizado para pagar las reclamaciones contra los ejecutivos de la empresa por parte de los accionistas, así como gastos legales. En todo caso, matizan, normalmente este coste se suele repartir entre más de una docena de compañías de seguros y reaseguradoras.

Además, Volkswagen tendría que asumir los gastos una vez se supera el límite de la póliza D&O, que normalmente no cubre las multas y sanciones.

Lo que sí parece una realidad es que la compañía va a tener que hacer frente a demandas por su actuación. Tal y como informaba ayer ‘El Mundo’, varias firmas de abogados en Norteamérica han empezado a presentar demandas colectivas contra Volkswagen por el fraude de las emisiones de sus automóviles diésel, y reclaman al fabricante centenares de millones de dólares en daños.

Un ejemplo, el bufete Sutts y Strosberg, de la localidad canadiense Windsor, ha presentado una demanda colectiva contra Volkswagen por valor de 1.000 millones de dólares (820 millones de euros) en daños y otros 100 millones (82 millones de euros) de multa. Otra firma canadiense, James Brown & Associates, de la ciudad de Edmonton, también ha solicitado 1.000 millones de dólares.

El fabricante alemán ha contratado los servicios del bufete Kirkland & Ellis, el misma que defendió a la compañía petrolífera BP tras el desastre de la plataforma Deepwater Horizon en 2010 en el Golfo de México frente a las costas de Luisiana, en Estados Unidos..

En esta línea, diversos bufetes han anunciado que está investigando la presentación de demandas en representación de los accionistas de Volkswagen AG tras la pérdida de valor de los títulos bursátiles de la compañía alemana. Es el caso de Block & Leviston, que están investigando “si Volkswagen engañó a los inversores al no revelar su intención de saltarse los controles de emisiones”.

La cobertura de retirada de producto no se activaría

Por otro lado, se considera poco probable que las aseguradoras de Volkswagen cubran los gastos relacionados con la retirada de los coches afectados, tal y como explica a la agencia de noticias Richard Leedham, socio de una firma de abogados de Londres.

“Dado el conocimiento interno en la organización de las prácticas denunciadas, parece poco probable que se pueda aplicar ningún tipo de seguro de retirada de productos o de cobertura de RC de productos, por lo que la empresa no será capaz de transferir sus pérdidas al seguro”, detalla. “Cualquier reclamación sería negada puesto que el daño no ha sido accidental o por una acción negligente”, insiste.