COFACE ha logrado un crecimiento del 5,3% en la cifra de negocio a perímetro de consolidación y tipo de cambio corrientes, que desciende al 2,3% si hablamos en términos constantes.

Su tasa de retención de clientes continúa siendo alta, situada en el 91,8%, y mejora el ratio combinado neto de reaseguro hasta el 77,5%: 0,2 puntos menos  respecto al primer trimestre de 2014 y 2,2 puntos menos respecto a todo el año 2014. El ratio de costes tras el reaseguro fue de un 27,7%, 2,3 puntos más respecto al primer trimestre de 2014, un incremento vinculado directamente con el crecimiento en la cifra de negocios de los mercados emergentes, donde la mayoría de las ventas son gestionadas por corredores o socios comerciales.

El resultado operativo, por su parte, aumentó un 6,1%  en términos comparables, hasta los 62 millones de euros,  y un 10,7%  el beneficio neto atribuible al grupo a perímetro y tipo de cambio contantes. Para estas comparaciones, el grupo resta el efecto de las cargas de interés de la deuda híbrida, de la introducción en bolsa y de los gastos derivados de los cambios operativos y de reestructuración, especialmente en Estados Unidos.

El grupo ha fortalecido su capital propio. A 31 de marzo de 2015, el total del patrimonio se situaba en 1.819,5 millones de euros. El incremento se debe principalmente al resultado neto positivo de 40,3 millones de euros y al incremento de la revaluación de reservas  de activos financieros disponibles para la venta y en la conversión de reservas.

“Hemos empezado 2015 con unos sólidos resultados: el crecimiento y la rentabilidad del grupo son satisfactorios y demuestran la firmeza con la que COFACE está implementando su estrategia en un entorno económico todavía contradictorio. La debilidad observada en ciertos sectores en todo el mundo está afectando a la solidez financiera de las empresas y es una invitación para mantener la atención. El grupo continúa apoyando a sus clientes con una sólida gestión de los riesgos, asegurando así tanto sus resultados como los de COFACE”, afirma su director general, Jean-Marc Pillu.

En cuanto a las perspectivas, el grupo considera que la tímida recuperación observada en la economía mundial en 2014 “se ha visto confirmada en el primer trimestre de 2015 y se espera que continúe durante el resto del año”. En su análisis, destaca el dinamismo económico en Estados Unidos, la aceleración en la Eurozona, la desaceleración de algunos países emergentes y los problemas que están sufriendo otros de estos países. En este contexto, adelanta que “continuará implementando su modelo de crecimiento rentable que combina el dinamismo comercial, basado en la innovación, la distribución multicanal y una amplia presencia internacional, con una prudente gestión del riesgo, con el fin de ayudar a las empresas a crecer de la forma más segura posible”.