Ciberseguridad, riesgo político y terrorismo son los principales riesgos que dominarán el mercado asegurador para empresas durante este año en Europa, Oriente Medio y África (EMEA).