CESCE finalizó el ejercicio de 2016 con un beneficio antes de impuestos de 31,6 millones de euros. El beneficio después de impuestos se elevó a 25,4 millones y los fondos propios de solvencia, medidos en términos de Solvencia II, alcanzan los 437,5 millones de euros.