Tras un crecimiento medio del 4,5% en primas en el negocio asegurador de Centroamérica, durante 2015, para el presente año las perspectivas auguran un incremento en torno al 6,7%, según estimaciones de Eduardo Recinos, director sénior de Seguros para Latinoamérica, de Fitch Ratings.
En 2015, y en los años recientes, la ‘estrella’ de la región ha sido Nicaragua, con un crecimiento nominal en primas del 12,6 % en moneda local, un 7,2 % en las cifras dolarizadas. El secreto nicaragüense pasaría por la existencia de muchos proyectos de infraestructura, energía solar, hidroeléctricas, construcción e inversión extranjera impulsan al mercado, según se hace eco ‘El Economista’. centroamericaGuatemala, por su parte, subiría un 8,5% en primas. Nada mal, considerando que viene de crecer un 5,3 % en 2015, en un contexto de incertidumbre política. La economía no se vio mermada por los escándalos de corrupción, pero estos dejan en pausa los proyectos públicos. “Las fianzas son muy sensibles, porque los principales negocios de fianzas son los proyectos de gobierno, y esos proyectos se estancan”, apunta Recinos. Al contrario, en Panamá, a pesar de la desaceleración económica, las fianzas se dispararon en un 29%, según datos de la Asociación Panameña de Aseguradores (APADEA). En el promedio del mercado, las primas suscritas subieron en un 5%, al cierre de diciembre, a 1.363 millones de dólares. El segmento de vida, tanto colectivo e individual, representa el 23 % de las primas suscritas, le siguen automóviles (18 %) y salud (17 %). En cuanto a Costa Rica, las primas cayeron un 9,2%, por un ajuste contable. Mientras tanto, la siniestralidad creció y pasó del 49,3% al 60,7%. La Superintendencia General de Seguros (SUGESE) ha estimado que, a pesar de la corrección, el peso de los seguros en la economía equivale al 2,3 % del Producto Interno Bruto. En Costa Rica, ya comienza a atenuarse la guerra de precios entre el INS y las aseguradoras privadas, que luchaban férreamente por una porción del mercado de seguros recién abierto a la inversión. El INS ocupaba, al cierre del año, el 81 % de las primas brutas. “Los participantes privados pertenecen a grupos multinacionales, que tienen políticas de ‘tarificación’ muy técnica. Si bien estaban dispuestos a entrar en ese contexto de alta competencia en precios, eso no es sostenible”, explica Recinos. Para el representante de Fitch, el mercado salvadoreño está sufriendo por la contracción de las carteras de las AFP, que han perdido cotizantes. Asimismo, los indicadores de siniestralidad en el ramo han aumentado. “El seguro de invalidez y sobrevivencia representa un 20 % del mercado, este ha sido el seguro de invalidez y sobrevivencia que se le da a las AFP, pero ahora ronda el 18 %”, apunta. No obstante, prevé que las primas en El Salvador crezcan en 2016 un 5,1 %, influenciada por una perspectiva económica baja. El año pasado, avanzaron en un 6,2 %.