La Comisión Europea ha reconocido hoy, viernes, como equivalentes los regímenes reguladores para aseguradoras de Suiza, Australia, Bermuda, Brasil, Canadá, México y Estados Unidos. El objetivo de esta decisión es garantizar una mayor seguridad jurídica a las aseguradoras europeas que operan en países terceros, así como a las compañías extranjeras que trabajan de la Unión Europea.
Tras recibir la equivalencia en virtud de la norma Solvencia II, las aseguradoras de la UE pueden usar las reglas locales para informar de sus operaciones en países terceros, mientras que las compañías extranjeras podrán operar en la UE sin cumplir todas las reglas comunitarias.

“Las decisiones adoptadas hoy conducirán a más opciones y competencia para los consumidores europeos y también permitirán a las aseguradoras europeas competir de forma más eficaz en mercados extranjeros”, ha dicho el comisario de Mercados Financieros, Jonathan Hill, en un comunicado.

A Suiza se le ha reconocido una equivalencia plena por un periodo indefinido. Para el resto de países, la equivalencia cubre únicamente el cálculo de solvencia y se concede para un periodo de 10 años. Las decisiones deben ser revisadas ahora por la Eurocámara y los Gobiernos, que disponen de un plazo de tres meses, y después se publicarán en el Diario Oficial de la UE para entrar en vigor.