La petrolera británica BP ha alcanzado un acuerdo con el Departamento de Justicia de EE UU y los cinco estados del Golfo de México para resolver mediante el pago de 20.800 millones de dólares (18.571 millones de euros) las demandas civiles relacionadas con el desastre natural causado por el vertido tras la explosión de la plataforma Deepwater Horizon en 2010.

El Departamento de Justicia de Estados Unidos destacó que la cifra pactada representa la más elevada acordada jamás con una única entidad en toda la historia de la institución y aseguró que “garantiza la restauración de la costa del Golfo”. “Esta histórica resolución es una respuesta fuerte y apropiada al peor desastre ambiental de la historia de Estados Unidos”, afirmó la fiscal general del país, Loretta Lynch, quien apuntó que “BP recibe el castigo que merece”.

Según el acuerdo alcanzado, BP deberá pagar 5.500 millones (4.910 millones de euros) de multa, que en un 80% se destinará a la restauración de la región afectada por el desastre de la plataforma Deepwater Horizon, lo que supone la mayor multa medioambiental de carácter civil en la historia. Asimismo, la petrolera británica pagará 8.100 millones (7.232 millones de euros) en concepto de daños en recursos naturales y hasta 700 millones adicionales (625 millones de euros) para afrontar cualquier condición en los recursos naturales desconocida en el momento de suscribir el acuerdo y que fuera detectada posteriormente.

Además, BP pagará 600 millones (536 millones de euros) para hacer frente a otras reclamaciones, mientras que destinará 4.900 millones (4.375 millones de euros) a los cinco estados del Golfo y hasta 1.000 millones (893 millones de euros) a saldar las reclamaciones de los gobiernos locales.