Un buen número de representantes del sector asegurador español participó en el XIII Congreso de la Asociación Latinoamericana para el desarrollo del Seguro Agropecuario (ALASA), que tuvo lugar en Puebla (México), entre el 28 y el 31 de mayo. La convocatoria, tras la celebración de la Junta Directiva y la Asamblea General de ALASA, en la tarde del 28 de mayo, fue inaugurado en la mañana del día 29 por Enrique Martínez y Martínez, secretario de Agricultura de México, quien se refirió al papel del seguro agrario como instrumento ideal para la compensación de los riesgos que afectan a los agricultores y ganaderos y a las ventajas que el apoyo público a estos sistemas reporta tanto al sector como a los poderes públicos.

En esta edición, el Congreso inauguró un nuevo formato, al desarrollarse en su integridad sobre la base de ‘mesas de debate’ durante las mañanas, en las que se trataron por tres intervinientes y un destacado moderador los diversos asuntos planteados en el Congreso, reservándose las tardes para ‘mesas de negocios’, desarrolladas por los propios asistentes. Este planteamiento permitió un relevante dinamismo en el desarrollo del Congreso, que se vio favorecido por las numerosas intervenciones de los asistentes.

La primera de las mesas de debate se dedicó al rol del seguro agrario dentro de la política agroalimentaria y, además de la intervención de los dos países latinoamericanos con mayor desarrollo del seguro agrario (México y Brasil), contó con la intervención de José María García de Francisco, director de la Entidad Estatal de Seguros Agrarios de España (ENESA), que expuso los criterios de apoyo a este instrumento que inspiran los Reglamentos europeos de Desarrollo Rural y de Ayudas de Estado.

Otros destacados temas abordados fueron las experiencias existentes en el planteamiento de sistemas de seguro como soporte financiero a los ingresos –y no solo a la producción- de los agricultores, el desarrollo de modelos de reaseguro para nuevos mercados donde el seguro agrario es incipiente, el mercado de seguros para pequeños productores –o microseguros-, las nuevas tecnologías en su aplicación a este ámbito –con especial referencia a la modelización- y, cómo no, las evidencias y efectos del cambio climático sobre la producción agroalimentaria y, por ende, sobre el seguro agrario.

La clausura estuvo a cargo de Roberto Rodrigues, ex ministro de Agricultura de Brasil, que se refirió al papel del seguro en el fortalecimiento de la producción agroalimentaria en Brasil, país que es una destacada potencia en este ámbito.

FIRMA DE LA ‘DECLARACIÓN DE PUEBLA’ Y RELEVO EN LA PRESIDENCIA DE ALASA

Durante el Congreso, en concreto el 29 de mayo, se firmó, por el Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA) y la propia ALASA, la ‘Declaración de Puebla’, que constituye una llamada a los países de la región para que impulsen los seguros agrícolas como mecanismo para disminuir los riesgos que afronta la agricultura, en especial los climáticos, y alcanzar la seguridad alimentaria. En ella se pide a los Jefes de Gobierno de América Latina y el Caribe revisar las políticas que inciden en los pequeños productores y crear seguros que se adecuen al perfil de riesgo agrícola de cada país.

 

Por último, cabe resaltar que en la Asamblea General se produjo el relevo en la Presidencia de la ALASA, siendo Néstor Carlos Abatidaga, CEO del GRUPO SANCOR SEGUROS de Argentina, el presidente saliente y Benjamín Grayeb Ruiz, director comercial de PROAGRO y presidente de CNA (Consejo Nacional Agropecuario de México), la nueva cabeza visible de la Asociación.