Es poco probable que a corto plazo disminuya el flujo de capital de fondos de pensiones y de inversión hacia el mercado de reaseguros para riesgos de catástrofes, según se pone de manifiesto en el último informe de Barclays Capital, del que se hace eco Business Insurance
El capital alternativo en el reaseguro de riesgos de catástrofes se ha duplicado desde 2008, hasta alcanzar los 50.000 millones de dólares (36.360 millones de euros), explica la entidad en su informe ‘Will Third-Party Reinsurance Capacity Permanently Shift Market Dynamics?’. Según este trabajo, se espera que la tendencia continúe, en línea con el porcentaje de la capacidad global del reaseguro de riesgos de catástrofes, proporcionado que las fuentes de capital alterativo se dupliquen en los próximos años.

No obstante, Barclays matiza que es poco probable que el reaseguro alternativo desplace por completo al reaseguro tradicional, en parte porque compradores y corredores se muestran “preocupados sobre si la nueva capacidad estará disponible después de un evento catastrófico de gran tamaño”.

Por último, el informe explica que una afluencia de capitales a terceros después de grandes catástrofes podría reducir en el futuro el impacto en el aumento de los precios del reaseguro. Además, hace referencia a que se espera que esta tendencia se consolide en las reaseguradoras de Bermudas, en concreto en aquellas que poseen una baja rentabilidad sobre recursos propios. “Las reaseguradoras globales que sobrevivirán serán aquellas más grandes que a su vez se benefician de la gestión del capital de terceros”, se concluye.