"El buen desempeño de AXA en el primer semestre de 2016 refleja, una vez más, la relevancia de nuestro modelo de negocio y las opciones estratégicas en un entorno que sigue caracterizándose por las bajas tasas de interés y la mayor volatilidad del mercado", asevera Thomas Buberl, Deputy Chief Executive Officer de AXA en un comunicado emitido por el grupo galo esta misma mañana y que, según publicamos ayer, cumple las previsiones de los analistas.