A pesar del buen ciclo de crecimiento que ha experimentado el mercado de seguros durante el año, principalmente gracias a un crecimiento del consumo mayor al 30% anual, representantes del sector han reconocido que las aseguradoras han sufrido fuertes pérdidas económicas debido al cambio climático y que la inflación tiene un impacto importante sobre los costes operativos.
Así se puso de manifiesto en el marco del sexto Encuentro de Líderes organizado por ‘El Cronista’, ‘Apertura’ e ‘IT’, en el que Paride Della Rosa, general manager de LA MERIDIONAL, apuntó que los cambios climáticos como el granizo, inundaciones y su impacto sobre el auto, el hogar o en las fábricas llevaron al sector a tener que responder por unos daños no esperados.

Por su parte, Fabiana Castiñeira, CEO de ALLIANZ ARGENTINA, también coincidió en esta idea y afirmó que el recrudecimiento de los desastres meteorológicos genera asimismo una fuerte demanda interna y una oportunidad para el sector. En relación al negocio de seguros Patrimoniales, Castiñeira explicó que en los últimos 10 años, por cada 100 pesos (16,5 dólares) que cobró de prima, la compañía puso 114 pesos (18,8 dólares) entre siniestros, comisiones y gastos. ?

“En su resultado técnico el negocio de autos es negativo, impacta mucho en la inflación y el dólar ya sea en los repuestos, en la mano de obra dentro de la siniestralidad e incluso en la falta de importación en el rubro de autopartes”, agregó.

Claudia Mundo, Country Manager y Presidente de METLIFE, resaltó en su intervención la necesidad de actualizar las deducciones impositivas y de dar más mayor capacidad a la compañía para invertir en el mercado de capitales. La deducción por seguro de Vida que puede tener hoy una persona ha quedado en los valores históricos de 1992, con lo cual no existe un incentivo adicional para contratar un seguro de Vida, sostuvo Mundo, quien señaló que el market share de seguro de personas no llega al 1% del PBI.