Los niveles de competencia cada vez más altos entre las aproximadamente 100 reaseguradoras que operan en Brasil han aumentado la preocupación sobre las tarifas que se cobran, y los ejecutivos de la industria creen que las pérdidas serán necesarias para que las compañías entren en razón. Así lo puso de manifiesto gerente general de COOPER GAY en Latinoamérica, Steve Jackson, en una entrevista con ‘BNamericas’.
Tras dos años en que las reaseguradoras del país -13 locales, 29 admitidas y 61 eventuales- han reportado índices combinados a nivel de la industria de 101% y 108%: “Lo que tiene que ocurrir en Brasil primero que todo son las pérdidas”, dijo en alusión al problema que enfrenta el país. “La gente tiene que perder dinero para darse cuenta de que en realidad las tarifas con las que estamos suscribiendo este negocio ya no tienen sentido. Tenemos que elevar las tarifas de una forma que beneficie a todos en la industria. Por lo tanto, en primer lugar, desde un punto de vista técnico la gente tiene que darse cuenta de que están cobrando las tarifas equivocadas”.

“En segundo lugar, la capacidad de las aseguradoras para coasegurar en este momento es lo que también mantiene los precios bajos. Están utilizando sus habilidades automáticas para mantener los precios bajos”, añadió. Para Jackson, el nivel de competencia del mercado no es un buen augurio. “Por desgracia, cuando la gente empieza a hablar de Latinoamérica como un lugar potencialmente interesante para poner su dinero o invertir sus esfuerzos, el primer lugar donde miran es Brasil, por razones obvias. Y es por eso que el mercado más disputado de Latinoamérica, y el que presenta exceso de oferta, es por lejos Brasil. Soy bastante pesimista en cuanto a las perspectivas a corto plazo para el mercado brasileño de reaseguros, donde creo que existe demasiada capacidad para tan pocos negocios”, afirmó.