El acaparamiento en los titulares de operaciones de fusiones y adquisiciones en el sector de reaseguros puede hacer poco en sí mismo para ayudar a las empresas del sector a hacer frente a “la dura realidad de caída de precios y bajos rendimientos en las inversiones”, afirma Fitch. “Esperamos –detalla la agencia- que las condiciones del mercado sigan siendo débiles en 2016, mientras que las valoraciones de las compañías se han mantenido persistentemente altas. Esto aumenta el riesgo de que las adquisiciones futuras no generen valor a largo plazo”.

En opinión de la agencia, es de extrañar la aceleración reciente de operaciones de integración dada la combinación de precios débiles y el exceso de capacidad. “Hemos dicho desde hace tiempo que la consolidación podría tener algunos beneficios limitados para el sector en su conjunto mediante la reducción de la capacidad. El principal impulsor de las recientes ofertas parece ser un intento de mejorar la tamaño y diversidad, que puede ser positivo para las empresas en el largo plazo”, indica la firma.

Riesgos de ejecución

Fitch destaca que las operaciones anunciadas hasta la fecha están dentro del rango de 1,1x a 1,8x del valor contable tangible, con múltiplos de adquisición que no muestran ningún signo de caer a pesar del debilitamiento en los resultados de las empresas. “Si las fusiones y adquisiciones continúan en 2016 y las ganancias siguen cayendo, como esperamos, existe el riesgo de que los precios de adquisición cada vez estén más desconectados de la realidad de un entorno de mercado difícil. Esto se suma a los ya significativos riesgos de ejecución e integración asociados con las fusiones”, advierte la agencia.

Desde la perspectiva de la Fitch, los riesgos son particularmente altos en transacciones en las que la diversificación es la razón de ser de la operación, ya que la sociedad absorbente está entrando en una zona donde es posible que no tenga la experiencia y la posibilidad de cometer errores es más alta. Por otra parte, una combinación de dos entidades que compiten en el mismo segmento de reaseguro tendrá menos riesgo de ejecución, pero podría ofrecer beneficios muy limitados.